Cómo hacer un cronograma de estudio para niños paso a paso

Muchos son los métodos usados para crear un buen plan de estudio, pero cada uno de ellos dependerá de la rutina de cada niño. A continuación te enseñaremos cómo hacer un cronograma de estudio para niños paso a paso. Un cronograma de estudio debe condensar toda una buena planificación y estructura del tiempo que el […]
EspacioCiencia.com

Muchos son los métodos usados para crear un buen plan de estudio, pero cada uno de ellos dependerá de la rutina de cada niño. A continuación te enseñaremos cómo hacer un cronograma de estudio para niños paso a paso.
Un cronograma de estudio debe condensar toda una buena planificación y estructura del tiempo que el niño empleará al estudio. Asimismo, este dependerá de la cantidad de asignaturas, la dificultad de cada una de ellas y el tiempo disponible.

Cronograma de estudios

Qué es un cronograma de estudio

Reloj y bolas de papel arrugadas

También llamado calendario de estudio, el cronograma de estudio es un gráfico donde se plasma las actividades a realizar en un determinado tiempo, indicando cuánto durará cada una de ellas. En efecto, para elaborar uno es necesario tomar en cuenta lo siguiente:

  • Debes incluir la estructura del tiempo que le dedicarás al estudio. Considera para ello la cantidad de materias y cuán difícil resulte cada una de ellas.
  • Por otro lado, considera el tiempo real con el que cuenta el niño (tiempo teórico y libre), la formación complementaria que posea, las actividades artísticas o deportivas que tiene.
  • Cuando ya sepas cuánto es el tiempo que tiene destinado el niño a cada actividad, inicia el análisis para que puedas realizar una planificación adecuada. En este sentido, dicha planificación puede ser diaria, semanal o mensual.

Para qué sirve un cronograma de estudio

Calendario back school

Un cronograma de estudio sirve para organizar, monitorear y ejecutar las actividades que debe realizar el niño para cumplir una meta, por ejemplo estudiar las asignaturas. Es una guía que muestra las asignaturas que debe estudiar y el tiempo que le dedicará a cada una de ellas.

Por otro lado, es un factor determinante a la hora de realizar una buena planificación para organizar bien el tempo que hay que destinar a cada actividad. Tal vez pensarás que no es necesario crear dicho cronograma, que se puede improvisar sin necesidad de planificar. No obstante, esto afectará sin lugar a duda la productividad y el tiempo del niño.

Niño dibujando calendario

Cuando se elabora un cronograma de estudio se sabe el tiempo real que se tiene para estudiar de modo que, si sabes cuánto es ese tiempo, podrás organizarte mejor y tu tiempo se optimizarás al máximo. En un principio tal vez resulte pesado cumplir el calendario, pero poco a poco crearás el hábito de estudiar y así tendrás más concentración.

Qué tiene que tener un cronograma de estudio

Invertir en tiempo con reloj en hucha

Ya debes saber que hacer un cronograma de estudio no es solo poner horas y asignaturas como sea. Para que sea efectivo y logres desarrollar unos buenos hábitos de estudio con el que puedas obtener buenos resultados, es necesario que incluyas dos elementos importantes.

El tiempo real que tienes disponible para estudiar

Reloj y días de la semana

No tomes esto del calendario a la ligera, analiza el tiempo que en realidad cuentas para dedicarle a estudiar, y la capacidad de compromiso que tienes para organizar tu tiempo de estudio. Por ejemplo, llegas de clases justo a la hora de comer, pero resulta que no tienes nada que hacer hasta la cena, ¿Qué vas hacer en ese tiempo? No se trata de estar estudiando toda la tarde, sino más bien comprométete a cumplir un tiempo razonable, real de estudio, unas 2 o 3 horas. El resto del tiempo, aprovéchalo para jugar o ver a los amigos, así como para dedicarte a otras aficciones.

Reparto del tiempo según la dificultad de la materia

En esta parte ya es algo personal porque se incluye las preferencias y capacidades individuales. Por ejemplo, tal vez ese cronograma te resulte en un principio muy agobiante para cumplirlo, pero al final verás los resultados y te alegrarás de haberlo intentado.

Niño estudiante sonriendo

Quizás ya no necesitarás invertir tanto tiempo en alguna materia con menor dificultad y entonces te concentras en aquellas que se te atragantan y te dan más problemas. Además, debes saber que las materias que más nos gusta las podemos asimilar mejor.

Cómo hacer un cronograma de estudio para niños

Para elaborar un calendario de estudio debes considerar algunos elementos importantes para lograr hacerlo correctamente. Continúa leyendo para que sepas cuáles son estos elementos.

Niño estudiando en complicidad con su madre

Conocer el tiempo que tienes para estudiar

Debes saber que lo primero que tienes que conocer es cuánto tiempo real tienes para dedicarle a cada materia. En este sentido, lo que puedes hacer es anotar todos los días cuánto tiempo dedicas a cada materia. No estimes el tiempo, debe ser algo real. Por ejemplo, no es lógico que anotes que estudias Matemáticas de 8:00 a 9:00 pero resulta que en el lapso de ese período dedicas 15 minutos para tomar o comer algo.

Ve llenando por completo tu cronograma de estudio

Si ya cuentas con un calendario vacío debes empezar a llenarlo, anota en primer lugar las actividades fijas que debas hacer (comer, cenar, deportes, etc.). Seguidamente, en los espacios que quedan asigna el tiempo que le vas a dedicar a cada materia.

Determinar los objetivos en cada bloque de estudio

En este punto has avanzado lo suficiente, plasmaste en tu calendario el tiempo que deberás invertir a cada materia. De alguna forma ya empiezas a verte más organizado y aprovechando mejor tu tiempo. Sin embargo, siempre podemos ir más allá, por lo cual puedes empezar a agregar los objetivos que vas logrando en cada materia.
Dentro de tu planificación debes haber incluido los momentos de estudio de cada materia por bloques, dentro de cada uno de ellos deberás especificar los objetivos a cumplir en el momento.

Constancia permanente y preparar tu cronograma de estudio semanalmente

No vale la pena que todo el trabajo que has hecho para planificar tu cronograma de estudio luego lo pases por alto. Respeta y sigue tu cronograma. Y cada semana actualiza el calendario de estudios para que se adapte a las nuevas tareas y necesidades.

Ahora que ya tienes tu cronograma de estudio, te queda no saltártelo y cumplirlo con fidelidad. Sin embargo, siempre es bueno saber aplicar cierta flexibilidad y, si tienes que hacerle algunas modificaciones, puedes hacerlo. Lo más importante es que logres aprovechar tu tiempo adecuadamente y así obtener buenos resultados.

Galería de imágenes Cómo hacer un cronograma de estudio para niños paso a paso

EspacioCiencia.com

También te puede interesar