Cómo hacer un calendario para estudiar: claves y consejos

El calendario forma parte de la vida de todo ser humano organizado. Un calendario no solamente nos ayuda a saber cuántos días quedan para nuestro cumpleaños, para las vacaciones de verano o para la Navidad, sino que también es super útil a la hora de planificar nuestros estudios. Si aprendes cómo hacer un calendario para […]
EspacioCiencia.com

El calendario forma parte de la vida de todo ser humano organizado. Un calendario no solamente nos ayuda a saber cuántos días quedan para nuestro cumpleaños, para las vacaciones de verano o para la Navidad, sino que también es super útil a la hora de planificar nuestros estudios. Si aprendes cómo hacer un calendario para estudiar con claves y consejos que vamos a darte, te será más liviano sobrellevar esas semanas interminables de exámenes. Y, además, te hará de guía para estudiar de manera más eficiente. Veamos.

Calendario para estudiar

Qué tiene que tener un calendario de estudio

Un calendario de estudio sirve para tener claras las horas que vas a dedicar a tus estudios y dividirlas en función del tiempo de que dispones, de las asignaturas a estudiar o de cuál de ellas es prioritaria, ya sea porque su examen viene primero, o porque lo consideramos un examen más difícil o importante. Así podrás adecuar tu rendimiento sin caer en el agotamiento, o al menos, ser más eficiente estudiando.

Manos de joven tomando notas

Elaborar un calendario de estudio exige una buena planificación, además de paciencia, porque este calendario, si bien no es en exceso complejo de hacer, sí que tendrás que ir elaborando uno diferente cada semana, o cada quincena, según los exámenes y tareas que vayas asumiendo.

Tú eres quien mejor puedes crear tu calendario de estudio, porque eres tú quien sabes qué asignaturas te cuestan más trabajo, cuáles de ellas disfrutas más estudiando o memorizas y aprendes más rápido, más lento, etc. Quizás disfrutes de lo lindo estudiando dibujo, pero si tienes un examen de física y te resulte fastidiosa esta asignatura, necesitarás dedicarle más días y horas cuando tengas un examen.

Manos de chica planificando horas

Además, el calendario de estudio, una vez aprendas a elaborarlo y te acostumbres a seguirlo, te ayudará a crear un hábito de estudio que supondrá una ventaja grande de cara al futuro. Porque te costará menos eso de encerrarte en tu habitación a hacer los deberes y a estudiar.

Un calendario de estudio tiene que tener antes que nada coherencia. No vale distribuir el tiempo de manera arbitraria, o dividir las horas entre todas tus asignaturas y ya está. Todo dependerá de los exámenes o trabajos que tengas, la fecha en la que tendrás tu examen o entrega de trabajo, la dificultad de la tarea, etc.

Calendario 2021

Tampoco puedes quedarte toda la tarde estudiando sin tomar ni aire, sino que entre tarea y tarea, necesitas tomarte un respiro, desconectar brevemente y conectar de nuevo con la nueva tarea. Por lo tanto, toma esto en cuenta ya que tu tiempo «real» de estudio será menor del que tú piensas.

Tampoco está de más que incluso aquellas asignaturas en las cuales no te pidan tareas o no tengas exámenes, las revises un poco para llevarlas al día. Lógicamente, en este caso, el tiempo para ellas será menor, puesto que daremos prioridad al resto.

Cuadernos y pc

Por lo tanto, tu calendario de estudio tiene que tener: en primer lugar, un calendario, luego un listado de todas tus asignaturas, un listado de las tareas que tienes que hacer, listado de días y horas que tendrás para trabajar tus estudios, anotación del nivel de dificultad de cada tarea, planificación del tiempo real que vas a dedicar a cada una, tomando en cuenta las necesidades de cada tarea y un tiempo extra por si surge cualquier eventualidad.

Cómo hacer un calendario para estudiar

Calendario para estudiar exam

En primer lugar, analiza bien cuál será el tiempo real que tendrás para estudiar. Por ejemplo, tienes 4 exámenes dentro de 10 días, pero resulta que el fin de semana no vas a estudiar, que los martes tienes clase de natación, los jueves tienes clases de inglés y el viernes es el cumpleaños de tu amigo. En este caso, si bien faltan 10 días para examinarte, es evidente que no vas a tener 10 tardes para estudiar, sino bastantes menos, lo cual reduce notablemente el número de horas reales que vas a tener para afrontar tus asignaturas.

Resta también el tiempo de la merienda, suma un poco más por si mamá te llama para que la ayudes en algo, si tienes que sacar al perro, o te llama la abuela por teléfono, viene de visita la vecina y quiere saludarte o un sinfín de contratiempos más. Como estás viendo, el tiempo de estudio es muy inferior al que en un principio podríamos calcular. Sin obviar tampoco que un profesor te mande un trabajo de última hora con el que no contabas, o que tengas una mala tarde en la cual no logres concentrarte lo suficiente y se te escapen las horas.

Niña sonríe con cuaderno

Como al principio estarás desorientado con respecto a cuánto tiempo necesitas para cada asignatura o tarea, la primera semana coge papel y lápiz, mira tu reloj y anota cuánto tiempo necesitas habitualmente para cada actividad. Esto te servirá para más o menos controlar el tiempo que necesitarás para ello y podrás plasmarlo en tu calendario de estudio.

Coge un calendario vacío, preferiblemente que sea semanal. Aunque puede valernos si es mensual. En un folio, si tu calendario no tiene espacio suficiente, plasma tu calendario, anotando en él las horas que vas a ocupar. Plasma toda tu actividad, incluyendo el rato para organizar tu espacio de estudios, para revisar tu agenda, para tomar tu merienda, hacer los deberes de mates, etc. Cuanto más detallado esté el calendario, mejor controlarás tus horas de estudio.

Manos planificando agenda

Conforme vayas recibiendo tareas nuevas, tendrás que ir reformando tu calendario, mirando los huecos disponibles y haciendo reformas si lo consideras necesario. Sabemos que es una lata, pero créenos que agradecerás tener este control sobre tu tiempo y tus estudios bien planificados.

Márcate metas. Es decir, para el martes a las siete, tienes que tener estudiado 4 temas de sociales. Siempre procura que sean objetivos que se puedan cumplir. No planees estudiarte 20 temas en una tarde, porque fracasarás. Necesitas conocerte bien, saber cuánto necesitas dedicar a cada cosa y, en función de esto, elaborar un calendario con objetivos reales.

Pero ojo, lo decíamos antes: no todo es estudiar. Si estudias seis o siete horas seguidas tu cabeza explota y no memorizarás nada. Ten previsto ratos de ocio y de descanso. Tan solo siendo consciente de que ese tiempo lo vas a restar de tu tiempo real de estudio. Para que no se te eche el tiempo encima.

Cómo crear un cronograma de estudio

Crear un cronograma de estudio es una rutina que debería incorporar todo estudiante, pero también cualquier adulto, ya que nos ayuda a evitar el estrés y a marcarnos hábitos para ser más eficientes. ¿Estás dispuesto a comenzar tu cronograma de estudio? Echa un vistazo al siguiente post donde te damos consejos muy prácticos para hacerlo:

Galería de imágenes Cómo hacer un calendario para estudiar: claves y consejos

EspacioCiencia.com

También te puede interesar