Escrito por

Cómo funciona el sistema respiratorio

¿Te has preguntado alguna vez Cómo funciona el sistema respiratorio? En este artículo te lo vamos a explicar con todo lujo de detalles.

Cómo funciona el sistema respiratorio

como-funciona-el-sistema-respiratorio

Si siguiéramos una lógica de corte funcionalista, podríamos decir que el cuerpo humano es un conjunto de partes que se complementan, para bien o para mal, pero que se necesitan, con el fin de crear un equilibrio que, atreviéndonos un poco más, es casi perfecto.

Por ello, el día de hoy te explicaremos el funcionamiento de uno de los sistemas más complejos de nuestro cuerpo, a pesar de que lo pongamos en acción cada segundo: el respiratorio.

Primero que nada, es necesario que sepas conozcas el concepto del sistema respiratorio, las partes que lo conforman y los procesos y funciones que se cumplen en él.

El sistema respiratorio es aquel encargado de realizar el proceso de obtención de aire desde el exterior y, a través de procesos químicos en nuestro organismo, llevar el oxígeno a todo el organismo.

Esto quiere decir que la función principal que cumple es la de llevar a cabo la respiración, tanto interna como externa. La externa es el proceso en el que ingresa aire a nuestro cuerpo y se expulsa CO2 (Dióxido de carbono). Este proceso se complementa con la respiración de las plantas, es decir, la fotosíntesis.

Por otro lado, el proceso en el que intercambian gases las células de los tejidos y los capilares lo definimos como respiración interna.

Una vez explicada la función y definido lo que es el sistema respiratorio, veamos las partes que lo conforman, lo que son y las funciones que cumplen cada una de ellas:

Las vías respiratorias

como-funciona-el-sistema-respiratorioPodemos definir a las vías respiratorias como todo ese conjunto de conductos por los que pasa el aire hasta llegar al proceso de intercambio de gases. Es importante que conozcas que distinguimos entre dos vías respiratorias según a qué altura del cuerpo estén: vías respiratorias altas o superiores y vías respiratorias bajas o inferiores.

Las vías respiratorias altas están conformadas por:

Nariz: está conformada por una parte externa, que la conforman los huesos y la piel, y por otra interna, o lo que conocemos como cavidades nasales. Tenemos dos cavidades nasales, la izquierda y la derecha, separadas por el tabique.

Ambas se dividen de la misma manera y están conformadas por los meatos (superior, medio e inferior) y desembocan en las denominadas coanas, que comunican a su vez con la faringe.

Esta es la parte más externa del sistema respiratorio: aquí comienza todo el proceso.

Faringe: es lo que llamamos comúnmente como garganta. Tiene una longitud de 12,5 cm y se subdivide en varias partes:

Nasofaringe: comunica la faringe con el oído medio.

Orofaringe: se ubica a la altura de la boca.

Laringofaringe: abarca desde el hueso hioides hasta el esófago.

En la faringe están, además, las amígdalas y podemos decir que es una especie de conexión (un “tubo”) que va desde la nariz y boca al esófago y laringe.

Laringe: une a la laringe con la tráquea y se distingue por tener forma de triángulo. Lo conforman nueve cartílagos. Es aquí donde se hayan las cuerdas vocales, que nos permiten hablar.

Las vías respiratorias bajas están conformadas por:

Tráquea: es otra especie de tubo formado por anillos cartilaginosos, de aproximadamente 11 cm.

Bronquios, bronquiolos y alveolos: los bronquios tienen la misma estructura de la tráquea y son los que se conectan definitivamente con los pulmones. Se subdividen internamente en bronquiolos, que siguen el mismo esquema de antes, pero con un menor tamaño.

Es en los alveolos, la cavidad más pequeña de las que hemos hablado, en donde existen los macrófagos, encargados de purificar definitivamente (desde la nariz se inicia el proceso), por decirlo así, el aire que va ingresando y de hacerse el intercambio de gases.

Pulmones y vasos sanguíneos

como-funciona-el-sistema-respiratorio

Los pulmones tienen un peso de un kilo y medio más o menos y son el órgano base de todo el sistema respiratorio. Es aquí dentro donde sacamos el oxígeno para repartirlo en nuestro cuerpo, por tanto, es como una especie de central que se conecta con el resto del cuerpo para suministrarle oxígeno.

Los pulmones son dos, están dentro de la caja torácica, protegidas por las costillas. El espacio entre los pulmones se denomina mediastino, donde se ubica el corazón, al estar el corazón ligeramente inclinado hacia la izquierda, provoca que el pulmón izquierdo sea menor que el derecho. De ahí que dividamos los pulmones así:

Pulmón izquierdo:

  • Inferior
  • Superior

Pulmón derecho:

  • Inferior
  • Medio
  • Superior

Los vasos sanguíneos, además de transferir la sangre, también reparten el oxígeno por el cuerpo, a través de venas, arterias y capilares.

Músculos involucrados en la respiración

como-funciona-el-sistema-respiratorio

Tal y como hemos hecho antes, es necesario concretar que hay músculos que intervienen de maneras diversas en el proceso de inspiración y otros en el de espiración.

  • En la inspiración: Presión negativa. Diafragma se contrae y los intercostales externos levantan las costillas y el esternón, lo que hace que la caja torácica se agrande.
  • En la espiración: Presión positiva. Se relajan los músculos respiratorios. Los músculos de la pared abdominal se contraen y empujan para arriba el diafragma, los intercostales internos, en cambio, empujan hacia abajo las costillas.

A través del ejercicio, puede mejorarse el proceso de inspiración y espiración, con la ayuda, principalmente, de los músculos:

  • Pectoral
  • Serrato
  • Escalenos

Inhalación

como-funciona-el-sistema-respiratorio

La inhalación o inspiración es el proceso en el que los pulmones se llenan de aire, esto se lleva a cabo porque el diafragma se contrae y desciende, lo que permite llenarse los pulmones de aire y la caja torácica se agrande.

Exhalación

La exhalación o espiración es el proceso en el que se expulsa aire del cuerpo o, mejor dicho, dióxido de carbono, que son nuestros residuos. Sucede lo contrario a la inhalación, el diafragma se relaja y ello hace que suba, lo que permite la “fuga” del aire.

En conclusión, el cuerpo es todo un sistema que se complementa, tal y como una máquina que podamos construir, esperamos que este artículo te haya sido de ayuda y te hayamos enseñado algo nuevo… ¡Porque todos los días se aprende!

Te interesa:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos