Cómo afectan los medicamentos psicodélicos al cerebro

La realidad es que comprender cómo los medicamentos psicodélicos afectan al cerebro se ha vuelto cada vez más importante, especialmente a medida que los médicos, y también los investigadores, están aprendiendo que este tipo de medicamentos pueden ayudar de forma muy positiva, sobre todo a la hora de aliviar la depresión, la ansiedad y el […]

La realidad es que comprender cómo los medicamentos psicodélicos afectan al cerebro se ha vuelto cada vez más importante, especialmente a medida que los médicos, y también los investigadores, están aprendiendo que este tipo de medicamentos pueden ayudar de forma muy positiva, sobre todo a la hora de aliviar la depresión, la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático (TEPT). No obstante, no es sorprendente que las diferentes drogas psicodélicas alteren la función cerebral. Sin embargo, recientes investigaciones han demostrado que este tipo de medicamentos pueden alterar el cerebro de forma física, llegando incluso a cambiar o modificar la estructura de las diferentes células cerebrales.

Cómo afectan los medicamentos psicodélicos al cerebro

En un estudio publicado recientemente, que se llevó a cabo tanto en células nerviosas en muestras de laboratorio como en animales, se encontró que las drogas psicodélicas podrían causar un aumento en las ramas de las neuronas, la sinapsis y las espinas dendríticas. Lo que podría tener beneficios interesantes para pacientes con ciertos trastornos del estado de ánimo.

Esto es debido, de acuerdo a los responsables del citado estudio, a que en personas con problemas de depresión, ansiedad o trastornos del estado de ánimo, las neuronas situadas en la corteza prefrontal (un área del cerebro importante en parte para el control de las emociones), tienden a marchitarse, mientras que las ramas y las espinas dendríticas situadas en las ramas neuronales (que utilizan para poder comunicarse con otras neuronas), tienden a retraerse.

Así, como te comentábamos, los responsables del estudio descubrieron que las drogas o medicamentos psicodélicos eran capaces de aumentar la cantidad de ramas y espinas dendríticas en las neuronas, y aumentar, además, la cantidad de sinapsis o conexiones entre neuronas. En definitiva, los psicodélicos pueden realmente cambiar la estructura neuronal, y eso es realmente importante porque la estructura del cerebro controla la función.

Para estudiar estos efectos los investigadores primero probaron los efectos de varias drogas psicodélicas en las neuronas de ratas en placas de Petri. Descubrieron que la mayoría de estos medicamentos fueron capaces de aumentar el número de sinapsis, ramas y espinas dendríticas en las neuronas de las ratas.

Por otro lado, en la siguiente parte del estudio, los investigadores administraron medicamentos psicodélicos a las moscas de la fruta, descubriendo que la cantidad de ramas en sus neuronas aumentó nuevamente tras la administración de las drogas.

Para terminar, los científicos administraron a las ratas una droga psicodélica conocida con el nombre de DMT, un compuesto responsable de los efectos psicodélicos asociados a la ayahuasca, un té de hierbas del Amazonas. Así, los investigadores pudieron descubrir que, aunque los efectos del medicamento no duraron mucho tiempo, la mayoría del medicamento fue eliminado en unas pocas horas, mientras que sus cerebros continuaron “recableándose” durante al menos 24 horas.

Droga Psicodélica

Los hallazgos serían comparables a cómo funciona la ketamina, el cual se utiliza principalmente como anestésico, pero que en los últimos años está ganando en popularidad como un medio para el tratamiento de la depresión. De hecho, de acuerdo a los expertos, en realidad la ketamina podría tratarse del antidepresivo de acción rápida más avanzado.

Dicho de otra forma: esto significa que es posible que estos medicamentos puedan ayudar a la hora de reparar las distintas redes cerebrales situadas en la corteza prefrontal, y que podrían verse dañadas en condiciones como la depresión o la ansiedad.

Por otro lado, los estudios de imágenes cerebrales han demostrado que los medicamentos psicodélicos también ejercen efectos profundos sobre la actividad neuronal. Así, cuando la función cerebral se encuentra bajo esta influencia, estaría menos restringida, lo que significaría que está en mejores condiciones para mejorar su estado de ánimo. Y las redes del cerebro, en definitiva, se encontrarían mucho más conectadas, lo que permitiría un mayor estado tanto de conciencia como de introspección.

Estos beneficios psicológicos sugieren que los medicamentos psicodélicos podrían convertirse en tratamientos terapéuticos efectivos, como ya han descubierto muchos estudios hasta el momento, ya que al parecer tendrían el potencial de tratar el trastorno de estrés postraumático, la ansiedad, la depresión, la adicción y otras afecciones de salud mental.

No obstante, en palabras de los expertos, aunque los psicodélicos pueden no convertirse en tratamientos terapéuticos viables, sí pueden usarse como inspiración para la creación de medicamentos de acción y efectos similares, que pudieran utilizarse de forma segura en el día a día, y de manera ciertamente cotidiana.

4.60 / 5
4.60 - 10 Votos

También te puede interesar