Cómo afectan los alimentos procesados al cuerpo y al cerebro

Posiblemente sepas que los alimentos procesados son malos para la salud. Y, a pesar de ello, se caracterizan por situarse entre los más consumidos por la mayoría de las personas. De hecho, contribuyen enormemente al desarrollo tanto de la obesidad como de otras enfermedades en todo el mundo. Y como indican muchos estudios, cada vez […]

Posiblemente sepas que los alimentos procesados son malos para la salud. Y, a pesar de ello, se caracterizan por situarse entre los más consumidos por la mayoría de las personas. De hecho, contribuyen enormemente al desarrollo tanto de la obesidad como de otras enfermedades en todo el mundo. Y como indican muchos estudios, cada vez que una determinada persona adopta la conocida como dieta occidental (en especial cuando es rica en alimentos procesados), acaba enfermando. Y ocurre en apenas unos años: aunque sus genes no cambian, la comida sí, y por ende su salud acaba viéndose afectada. Por tanto, ¿qué son los alimentos procesados y cómo afectan a nuestro cuerpo, al cerebro y a nuestra salud en general?.

Cómo afectan los alimentos procesados al cuerpo y al cerebro

¿Sabes qué son los alimentos procesados?

Es cierto que, en la mayoría de las ocasiones, la palabra “procesado” puede llegar a originar cierta confusión, por lo que es necesario desde un primer momento tener claro qué es, y en qué consiste realmente, para proseguir con esta nota.

Obviamente, la mayor parte de los distintos alimentos que consumimos en nuestro día a día, y aportamos a nuestra dieta, se procesan de alguna u otra manera. Por ejemplo, los plátanos se cortan de las plataneras, la carne se muele en una máquina, o para la elaboración de la tradicional mantequilla habitualmente la crema se separa de la leche, y posteriormente es batida durante un tiempo determinado.

Pero existen diferencias entre lo que se considera como procesamiento mecánico, y el denominado como procesamiento “químico”. Si se trata de un alimento de un único ingrediente, al que no se le han añadido productos químicos, entonces poco importa que haya sido procesado para molerlo o envasarlo en el interior de un frasco. Como diría Carlos Ríos, continúa siendo comida de verdad.

Sin embargo, aquellos alimentos que han sido procesados químicamente, y elaborados únicamente con sustancias artificiales y/o con ingredientes refinados, son los que verdaderamente se conocen bajo el término de alimentos procesados. Y, como informan muchos de los estudios que se han realizado y publicado hasta el momento, perjudican la salud en mayor o menor medida.

Qué son los alimentos procesados

Cuáles son los efectos de los alimentos procesados a nuestra salud

Contienen ingredientes y sustancias artificiales

Si miramos la etiqueta de ingredientes de algún alimento procesado, sea cual sea, posiblemente no tengamos ni idea de qué son o cuáles son, lo que se debe principalmente a que muchos de los ingredientes que contienen no son, en realidad, alimentos reales, sino químicos artificiales que se agregan para distintas finalidades.

A menudo, la mayoría de alimentos procesados -o altamente procesados- contienen:

  • Conservantes. Son productos químicos que evitan que, literalmente, la comida se pudra, retrasando su fecha de caducidad y/o de consumo preferente al máximo.
  • Colorantes. Son sustancias químicas utilizadas para dar a los alimentos un determinado color, haciéndolos así más llamativos.

También podemos mencionar otros ingredientes artificiales ampliamente utilizados, como los saborizantes, que son productos químicos que proporcionan a la comida un sabor ciertamente particular.

Por otro lado, es necesario tener en cuenta que muchos de los alimentos procesados que encontramos hoy día en el supermercado pueden, incluso, tener ciertos químicos adicionales que ni siquiera figuren en el etiquetado.

Alto contenido en azúcar

La mayoría de alimentos procesados suelen, por lo general, contener una gran cantidad de azúcar añadida (que podemos encontrar en forma de azúcar en sí misma o bajo jarabe de maíz algo en fructosa, que tiende a parecer, es cierto, un poco más “natural” e inocente).

Como han demostrado muchos estudios, el azúcar, cuando es consumido en exceso, es muy dañino para la salud, ya que en realidad son “calorías vacías”, lo que significa que no contiene nutrientes esenciales, y sí aporta una gran cantidad de energía.

Un exceso de azúcar puede conducir a niveles elevados de colesterol LDL y de triglicéridos, resistencia a la insulina, un aumento de la acumulación de grasa en el hígado y en la cavidad abdominal… por este motivo, el consumo de azúcar suele estar muy asociado con la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardíacas y el cáncer.

Alimentos procesados y obesidad

Consumo excesivo (y aumento del riesgo de obesidad)

Es común que nuestro propio apetito gravite hacia alimentos dulces, salados o grasos, porque inconscientemente sabemos que este tipo de alimentos contienen energía y nutrientes que, en definitiva, nuestro organismo necesita para poder sobrevivir.

Obviamente, cuando un determinado fabricante de alimentos quiere tener éxito y ganar dinero vendiendo sus productos, es común que diseñe alimentos procesados que se caractericen por ser altamente “gratificantes” para el cerebro. Así, existe bastante evidencia de que el valor de recompensa de los alimentos puede pasar por alto el mecanismo de defensa innato, haciéndonos comenzar a comer mucho más de lo que, en realidad, nuestro cuerpo necesita.

Es lo que técnicamente se conoce como la “hipótesis de la recompensa alimentaria de la obesidad”. Y, en este caso, los alimentos procesados son tan increíblemente gratificantes para nuestros cerebros que, de alguna u otra forma, acaban afectando nuestros pensamientos y a nuestro comportamiento, haciéndonos comer cada vez más, hasta que finalmente terminamos por enfermarnos.

En pocas palabras, los fabricantes de alimentos procesados se gastan enormes cantidades de recursos para conseguir que, sus alimentos, sean lo más “gratificantes” para el cerebro, conduciendo finalmente a un consumo excesivo.

También te puede interesar