Cuáles son los colores primarios y colores secundarios

¿Tienes claro Cuáles son los colores primarios y colores secundarios? ¿Para qué sirven? ¿Cómo se forman? ¿Aún no? Pues en este post vamos a explicártelo todo al respecto, para que no te quede ninguna duda sobre ello. Puede que ya lo hayas notado, pero son tantos los colores que podemos ver. Sin embargo, muy pocos […]

¿Tienes claro Cuáles son los colores primarios y colores secundarios? ¿Para qué sirven? ¿Cómo se forman? ¿Aún no? Pues en este post vamos a explicártelo todo al respecto, para que no te quede ninguna duda sobre ello. Puede que ya lo hayas notado, pero son tantos los colores que podemos ver. Sin embargo, muy pocos tienen en cuenta que hay una gran cantidad de tonos que puede incluso llegar a confundirnos.

Colores primarios y secundarios

Una de las particularidades que tiene el color, es que no solo es capaz de producir sensaciones muy profundas, también puede hacer que el estado de ánimo de las personas cambie casi de manera instantánea, no importa la situación en la que te encuentres, tu vida puede ser mucho mejor cuando está llena de colores.

Según Newton, el color se puede definir como una sensación generada como réplica a una estimulación nerviosa dentro del globo ocular provocada por un fenómeno que se conoce como longitud de onda luminosa. En otras palabras, el ojo humano tiene la capacidad de interpretar diversas tonalidades de colores dependiendo de la distancia longitudinal. Existen varios tipos de colores por lo que en este post, nos concentraremos en los colores primarios y también en los secundarios.

Mira qué curioso:

¿Cuáles son los colores primarios?

Cuando se hablamos de colores primarios, nos referimos a todos los que son imposibles de obtener por medio de la mezcla con otros tipos de colores. En algunos casos se les conoce también como tonos primarios y se clasifican de esta manera, debido al modo en que los ojos pueden percibir estas frecuencias de luz.

Debes tener presente que a través de estos colores se puede combinar una mayor cantidad de tonalidades y además, crear una serie de colores nuevos; que en este caso serían los colores secundarios. Partiendo de los colores primarios es posible elaborar el círculo cromático también conocido como rueda de color.

Niña recortando cartulinas de color

No muchas personas lo saben, pero el ojo humano tiene la capacidad de percibir al menos tres colores específicos, esto de forma independiente. Estos colores están diseñados para conseguir la estimulación de los receptores y así producir mezclas variadas que al mismo tiempo, permiten la creación de los colores que los seres humanos podemos percibir. En otras palabras, el globo ocular de una persona es capaz de percibir al menos tres colores que entran en la clasificación de primarios y aparte, puede crear una gran variedad de combinaciones que resultan de diversos procedimientos fisiológicos que dependerán principalmente del equilibrio de los estímulos de color que obtiene a través del ambiente.

Los colores primarios se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Colores primarios aditivos o RGB: en este caso se trata de aquellos colores que poseen una relación con la luz totalmente directa. Cuando se combinan tienden hacia el blanco, debido a la emisión de luz. Los colores RGB o aditivos son el verde, el rojo y el azul.
  • Colores primarios sustractivos o CMY: conocidos también como colores en el pigmento, la diferencia entre estos y los RGB es que se fundamentan en la combinación de tintes u otra clase de pigmento. En esta clasificación entran los colores amarillo, magenta y cian. Al combinarlos se obtiene un tono negro.
  • Colores primarios tradicionales o Modelo RYB: los colores que conforman esta clasificación son el rojo, el azul y el amarillo. Hoy en día, este modelo se encuentra completamente obsoleto por la industria y también por la ciencia.

Sigue aprendiendo sobre colores:

¿Cuáles son los colores secundarios?

Ahora hablemos un poco acerca de los colores secundarios, se trata de los tonos que se producen al combinar los colores primarios, tomando en consideración en cada una de las mezclas solamente dos tonos. Una de las diferencias más claras que se puede mencionar si se hace una comparación entre los colores secundarios y los primarios, es que en el caso de los primeros, se toman como interpretaciones, estas se determinan en su totalidad a través de la percepción individual que posee cada persona.

En la actualidad, hay una gran variedad de modelos por medio de los que es posible identificar correctamente los tonos secundarios. Todos ellos tienen como origen los colores primarios; en este caso los aditivos y también los sustractivos. Algunos toman en consideración el conocido modelo tradicional, el cual se toma como punto inicial para la creación del modelo sustractivo.

Ojo en colores

En cuanto a estímulos base se refiere, las características son fundamentales dentro de la interpretación cuando se habla de los tonos secundarios, al igual que los materiales que se utilizan para plasmar estos colores, además de las preferencias de las personas que estén expuestas a este tipo de estimulación visual.

Para conseguir tonos secundarios es esencial que se combinen pares de colores primarios, estos pueden variar dependiendo del modelo que se haya tomado. También es muy importante que la mezcla sea en cantidades iguales, nunca puede ser mayor o menor. Ahora bien, los colores secundarios se pueden identificar dependiendo del modelo que se utilice, en este caso, estos modelos son:

  • Según el modelo aditivo: se forman principalmente por el color azul, el verde y el rojo. Una de sus particularidades esenciales es que están basados de manera directa en el modo en que el globo ocular de una persona puede percibir la luz por medio de sus receptores. Este modelo no es una de los más precisos.
  • Según el modelo sustractivo: conocido también como de pigmento, está basado en la utilización de pigmentos que poseen la capacidad de absorber y al mismo tiempo, reflejar la luz. Los tonos encargados de conformar este modelo son el amarillo, el magenta y el cian. Combinado estos tonos es posible conseguir cuatro colores secundarios.
  • Según el modelo tradicional que tenga la coloración: este modelo es uno de los que más se ha utilizado a través de historia, de hecho, se convirtió en la base principal en la creación del modelo sustractivo. Los tonos que forman esta clasificación son el rojo, el azul y el amarillo, tomándolos a partir de sus versiones más vivas e intensas. Entre sus particularidades podemos mencionar que, al mezclar dichos tonos se obtendrá siempre colores opacos, por lo que se pierden muchos matices.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Cuáles son los colores primarios y colores secundarios

EspacioCiencia.com

También te puede interesar