Escrito por Tendenzias

Cielo nocturno: julio y agosto para hemisferios sur y norte

¿Qué puede observarse en el cielo durante las noches de julio y agosto? Los mapas celestes para ambos hemisferios durante esta época del año.

Mapa celeste del mes de julio para el sur (LatinQuasar)

HEMISFERIO SUR:

Empieza la segunda etapa invernal en el sur, y aunque las bajas temperaturas no invitan a largas horas de observación nocturna, con la información precisa es más fácil programar la vigía.

Durante julio y agosto, las estrellas de Ofiuco (Ophiuchus, la decimotercera constelación del zodíaco), junto con la serpiente Serpens, ocupan una posición central encima del horizonte norte y de la constelación Hércules. Podemos observar la cabeza de la serpiente justo sobre la creciente de la Corona Borealis, bien al norte.

Mucho más arriba en el cielo, alejando la vista del horizonte, se aprecian las constelaciones de la Vía Láctea Escorpio y Sagitario, que componen una hermosa escena de estrellas encima de la eclíptica.

Hacia el sur, se observa al Pavo Real, con su brillante estrella alfa llamada Pavo. Aún más hacia el horizonte sur, situada al este de la Vía Láctea, brilla Achernar, la estrella ubicada a los pies de la constelación Eridanus, que se convierte en uno de los objetos más destacados del cielo en esta estación del año.

La constelación Aquila, y su brillante estrella Altair, se dirigen hacia el horizonte oriental cuando Virgo empieza a ponerse por el oeste.

Mapa celeste del mes de julio para el norte (LatinQuasar)

HEMISFERIO NORTE:

El clásico cielo de verano septentrional enseña el paso de la Vía Láctea de norte a sur, un poco desplazada hacia el este, pero muy visible durante este período.

El Triángulo de Verano, formado por las brillantes estrellas Altair, Vega y Deneb, no es una constelación oficial pero la conjunción de sus magnitudes dibujan una figura claramente observable en el denso campo de estrellas.

La constelación del Cisne, o Cruz del Norte, se superpone al Triángulo, y las estrella Deneb ocupa su extremo más alto.

Hacia el oeste, se pone la constelación de Virgo, con Spica, su estrella más luminosa. Arcturus, en la constelación de Bootes, sigue muy alta en el cielo. Cuando volvemos hacia el sur, se puede ver a Escorpio y su ojo rojo Antares, antes de que desaparezcan debajo del horizonte.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

+ Fuentes: Stellarium / Cornelius, G.: Manual de los cielos y sus mitos, Blume, 1998. / LatinQuasar

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos