La atmósfera: composición y estructura

La atmósfera es la capa que envuelve nuestro planeta Tierra, es la que se encarga de mantener y proteger la vida en la Tierra junto a otros elementos. Esta capa está compuesta de nitrógeno, oxígeno y gases. Pero hay otros muy interesantes que te vendrá bien conocer sobre la atmósfera. ¿Te lo explicamos? Sigue leyendo […]
EspacioCiencia.com

La atmósfera es la capa que envuelve nuestro planeta Tierra, es la que se encarga de mantener y proteger la vida en la Tierra junto a otros elementos. Esta capa está compuesta de nitrógeno, oxígeno y gases. Pero hay otros muy interesantes que te vendrá bien conocer sobre la atmósfera. ¿Te lo explicamos? Sigue leyendo lo que tenemos que contarte acerca de La atmósfera: composición y estructura.

La atmósfera

Composición de la atmósfera

El porcentaje en que se encuentran estos elementos, para que os hagáis una idea, son los siguientes:

  • Nitrógeno 78,08 % (N₂)
  • Oxígeno 20,95 % (O₂)
  • Gas argón 0,93 % (Ar)
  • Dióxido de carbono 0,035 % (CO₂)
  • Otros gases nobles como el helio o el hidrógeno 0,00001 % (kriptón o criptón, neón, helio)
  • Vapores de agua 2 % (H₂O), estos van desapareciendo a medida que la altura dentro de la atmósfera es mayor

IStock 692811656

Estructura de la atmósfera

La atmósfera se divide en cinco capas. A éstas se las denomina capas fluidas porque se encuentran en estado gaseoso:

La troposfera es la parte que se encuentra en la superficie terrestre, donde estamos nosotros. Esta capa contiene el mayor porcentaje de gases que hemos comentado antes y alcanza una altura de 12 Km aproximadamente. Esta es la capa de la atmósfera que tiene mayor actividad, ya que en esta capa se generan los cambios meteorológicos. El viento caliente sube hacia el límite de esta capa arrastrando el vapor que se genera. Ahí se provoca la condensación. Las diminutas partículas de agua se convierten en nubes. Éstas sueltan el agua cuando alcanzan cierto peso. Cuando el viento que sopla es fuerte y muy frío, las gotas que caen se congelan y convierten en granizo. La nieve se precipita cuando el aire tiene la temperatura por debajo de 0°C.

IStock 484615042

La contaminación en la troposfera se puede detectar a partir de los 500 metros de altura. Aquí es donde se generan las precipitaciones (lluvia, nieve o granizo), los vientos, las nubes y cualquier situación meteorológica causadas por las presiones y temperaturas.

La presión atmosférica es la que se produce debido a las capas de aire que tiene por encima.

IStock 693830706

De forma natural, en esta capa de la atmósfera, la Tierra tiene sus propios recursos para descontaminar parte de las partículas contaminantes. La fuerza de la gravedad expulsa las partículas sobrantes y la lluvia limpia nuestra atmósfera de impurezas, hasta cierto punto claro.

IStock 519616538

La estratosfera es la siguiente capa, que se extiende hasta los 50 Km. La capa de ozono que todos conocemos se encuentra en esta estratosfera. El ozono se encarga de protegernos de los rayos ultravioletas que son los que provocan el cáncer de piel.

Por cierto, ¿sabías que la capa de ozono tiene un espesor de 15 Km? Esta capa se extiende desde el Km 15 desde la superficie hasta el Km 30. En esta capa no se puede vivir debido a las altas presiones y falta de oxígeno, salvo un tiempo muy limitado, hablamos de dos horas como mucho. Algunos paracaidistas valientes lo hacen, aunque con trajes especiales llamados trajes presurizados y con oxígeno.

La mesosfera alcanza los 80 Km de altura, y en este punto las temperaturas pueden llegar a descender desde los -80°C hasta los -100°C.

La termosfera, también llamada la ionosfera, puede alcanzar los 500 Km de altura. En esta capa de la atmósfera se concentran los electrones libres, los cuales provocan los campos eléctricos.

Esta capa también se denomina ionosfera porque aquí se pueden encontrar moléculas ionizadas que absorben las radiaciones solares, como son los rayos X, los rayos ultravioletas y los rayos gamma.

IStock 693749180

Los átomos ionizados interactúan con los electrones y con las partículas que proceden del sol. El resultado final son las auroras boreales que tanto nos gusta.

De la exosfera no se conoce una altura exacta, se sabe que ronda los 690 Km desde el suelo. Los gases que se acumulan en esta capa se van dispersando hacia el espacio exterior, ya que el vapor de agua aquí es nulo y los gases no se condensan.

IStock 692607880

En esta capa no hay prácticamente materias que absorban la luz, por lo que está oscuro.  Aquí las temperaturas son extremadamente bajas, similar a la del espacio. En estas dos últimas capas, las temperaturas contrastan con las inferiores. Estas dos capas llegan a alcanzar entre 100°C y 300°C.

Esto también te interesa:

La contaminación en la atmósfera

Ya sabemos que cuando el aire de nuestra atmósfera está contaminado se vuelve opaco. Hay varios componentes que contaminan la atmósfera: dióxido de carbono, óxido de nitrógeno, dióxido de azufre, ozono y metano. Y ahora es cuando nos preguntamos ¿por qué el ozono es contaminante, si hemos dicho antes que nos protege de los rayos ultravioletas? Parece contradictorio, pero tiene su explicación.

IStock 139253042

A la capa de ozono ubicada en la estratosfera, se le bautiza como ozono estratosférico, y está a una altura lo suficientemente lejos como para no contaminarnos y no mezclarse con nuestro aire. El ozono troposférico es el que nos encontramos mezclado con el aire que respiramos, y aquí es donde el ozono es perjudicial.

Los dos ozonos tienen las mismas características, solo que el modus operandi es distinto. El ozono troposférico lo podemos encontrar en los aerosoles, laca, pintura en spray, herbicidas…. Seguro que ya habéis oído hablar del efecto invernadero, bueno pues estos gases son los culpables de dicho efecto. El dióxido de carbono se acumula en la atmósfera y destruye la capa de ozono estratosférico.

Que los rayos de sol lleguen a la superficie terrestre, es una necesidad, pero que los gases multiplican el calor de manera alarmante, es una realidad. Las consecuencias son el calentamiento global. Por consiguiente, los glaciares se derriten, el nivel del mar sube y en el futuro muchos sitios costeros desaparecerán. También desaparecerán especies animales y parte de la vegetación.

Otra manera de contaminar el funcionamiento natural de la Tierra, es a través de procesos químicos que han alterado las proporciones de nitrógeno, siendo éstas aumentadas.

IStock 513386196

En algunas investigaciones ya se han detectado elevadas concentraciones de nitrógeno en el suelo, lo cual filtra al agua y termina en el ser humano. Estas concentraciones, en dosis elevadas, provocan enfermedades relacionadas con el oxígeno en la sangre, formación de tumores cancerígenos, disfunción en la glándula tiroidea…

Sigue repasando:

Otras curiosidades sobre la atmósfera y su importancia en nuestras vidas

Sabiendo lo que sabemos de la atmósfera tras leer los párrafos que llevamos leídos en este post, ya nos hacemos una idea del papel fundamental que tiene la atmósfera en nuestras vidas. Ahora bien, hay otros datos curiosos que todavía no hemos mencionado y que son dignas de ello. Veamos algunas de estas curiosidades.

Por ejemplo, nosotros estamos tal y como estamos gracias a la atmósfera, ya que si no estuviera ésta, nos hubiéramos evaporado. Difícil de imaginar, pero cierto.

Además, la atmósfera es la causante de que llueva. Las precipitaciones se producen en la atmósfera, de modo que sin ella, no tendríamos agua, la cual es un bien indispensable para la vida en el planeta Tierra.

También es la atmósfera la que se encarga de que en la Tierra tengamos una temperatura constante, es decir, que no haga frío extremo, ni un calor exagerado. Aunque en algunas regiones nos parezca que hace un sol asfixiante, si la atmósfera no estuviera entonces sí es en serio que arderíamos.

A muchas personas les preocupa que caiga un meteorito y ocasione una catástrofe natural. Pues la atmósfera es la que nos protege frente a este peligro. No obstante, el riesgo sigue ahí, pero si no estuviera la atmósfera entonces sí habrían caído ya los meteoritos.

¿Los colores que ves cuando miras al horizonte, al mar, al cielo, a los ríos, a los árboles, el arcoiris, etc…Todo cuanto ves, tiene color debido a la atmósfera.

Sumamos a todos estos datos, el hecho de que la atmósfera también hace efectiva nuestra comunicación y, se componen de las sustancias precisas en cuanto estructura y cantidad, para que podamos vivir, respirar y habitar el planeta.

También te puede interesar:

Galería de imágenes La atmósfera: composición y estructura

EspacioCiencia.com

También te puede interesar