Calentar una casa a diario por menos de 20 céntimos al día con una maceta y una vela

Con el invierno llegan las ideas ingeniosas a las que uno recurre para poder estar más calientes, y tener un hogar acogedor. Aquí en Espacio Ciencia, queremos recomendarte un truco para poder calentar el hogar, que es un truco milenario, pero que tal vez hemos dejado un poco de lado. Se trata del calefactor hecho con […]

Con el invierno llegan las ideas ingeniosas a las que uno recurre para poder estar más calientes, y tener un hogar acogedor. Aquí en Espacio Ciencia, queremos recomendarte un truco para poder calentar el hogar, que es un truco milenario, pero que tal vez hemos dejado un poco de lado. Se trata del calefactor hecho con una maceta y una vela. A ver si nos permite calentar esos ambientes pequeños en los que a veces no tenemos estufa ni calefactor.

calentador vela

Calefactor con macetas y velas 

Como decíamos, muchas veces puede suceder en el hogar, que tenemos una pequeña habitación, tal vez el escritorio, donde solemos trabajar, a la que no llega el calor del calefactor central, y no tiene estufa propia, así que tenemos que recurrir a alguno eléctrico, o a algo mas costoso o engorroso. Aquí en Espacio Ciencia os enseñaremos a calentar ese ambiente de una forma renovable y más ecológica.

calefactor ingredientes

Lo primero, qué necesitamos para hacer un calefactor cacero:

  • Tres macetas de cerámica. Una de 4 pulgadas, otra de 2 pulgadas y una de 1 pulgada y media. (Pídanlas así en el vivero).
  • Arandelas:  2 arandelas de 1 pulgada y 1/2 x 1/4, mas 3 arandelas de 1 pulgada y 1/4, y 8 arandelas de 3/4 pulgada x 1/4.
  • Tuercas: 7 de 1/4 de pulgada.
  • Tornillos: Uno sólo, pero que sea igual de largo que la maceta más grande, y de 3 pulgadas por 1/4.

Si no eres un manitas por naturaleza, tan sólo ve a la ferretería con esto impreso o se lo muestras desde el móvil, y el ferretero sabrá perfectamente qué tiene que daros.

Calentar la casa en invierno con una maceta y una vela por menos de 20 céntimos al día

Este calefactor casero, recurre a una práctica que viene desde muy atrás en la historia humana, que es la de calentar algún material base con una llama, y que ese material luego irradie calor.

Es un calefactor casero al que no se le puede pedir milagros, ya que no va a calentar el ambiente en unos instantes, es lento, pero seguro. Si bien puede llevar algunas horas, logrará calentar el ambiente como un radiador eléctrico o uno a gas, con la única diferencia y contra, de que tardará bastante más. Pero con ser previsores, y colocarlo antes, solucionamos la única contra.

¿Cómo funciona este calefactor casero? La ciencia detrás de este ingenioso invento es que captura el calor de la pequeña llama de una vela, y luego lo irradia al ambiente a través del ensamblaje de tuercas y arandelas. Ese calor se traspasa a la cerámica de la maceta. Pura energía térmica que se alcanza con una llama de vela, y que nos cuesta nomás unos céntimos al día.

calefactor maceta vela

  1. Encendemos una vela bajo el sistema de tuercas, arandelas y tornillo. El calor de la llama de la vela quedará atrapado en el acero de estos implementos.
  2. Estos se ponen muy calientes y comienzan a irradiar ese calor a la superficie de la cerámica, a la maceta más pequeña.
  3. El calor luego se irradia hacia la otra capa de cerámica, a su vez, el calor no se pierde, queda atrapado siempre en este sistema de capas de cerámica.
  4. Cuando la superficie exterior, la maceta más grande, recibe el calor irradiado por las capas internas, ahí es cuando empieza a irradiarlo al ambiente, pero potenciado.
  5. En un ambiente pequeño, este calor irradiado por el calefactor casero puede llegar a aumentar la temperatura en más de 4 grados. Al igual que los calefactores eléctricos, puede ser que tan sólo se sienta el calor más intenso cerca del calefactor, esto dependerá del tamaño de la habitación.

Cómo hacer el calefactor casero con unas macetas y una vela

Ya os comentamos los ingredientes necesarios. Una vez que los tengan todos, sigamos este instructivo para poder armarlo de forma correcta. Prestad atención a la imagen para ver cuál es el orden correcto en el cual debemos colocar las tuercas y arandelas.

Primero debes colocar el tornillo a través del agujero de la maceta más grande. Luego irás colocando tuercas y arandelas, para ir separando y ajustando las macetas a las distancias necesarias. Esto es lo que transformará la simple llama de la vela en calor irradiado y potenciado.

calefactor ceramica calefactor maceta

A continuación os compartimos un vídeo explicativo, para que puedas verlo más gráfico. Está en inglés, pero con las instrucciones que te hemos compartido aquí por escrito, te servirá para poder graficar mejor lo que ves en el vídeo:

Calentar una casa a diario por menos de 20 céntimos al día con una maceta y una vela
5.00 / 5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar