Escrito por Tendenzias

Análisis de los diferentes métodos anticonceptivos

En este espacio vamos a explicaros los diferentes métodos anticonceptivos y sus características. Algunos ya los conocemos, sin embargo, cada método va destinado a un tipo de persona en concreto.

Los diferentes métodos anticonceptivos

No todas las mujeres pueden tomar la píldora o ponerse el DIU, ya que algunos de ellos pueden interferir en la presión arterial, circulación sanguínea o efectos secundarios que os vamos a explicar. Para poder hacer uso de algunos anticonceptivos, la mujer debe reunir una serie de requisitos.

Los preservativos masculinos y femeninos

El preservativo masculino ya lo conocemos de sobra. Puede ser de látex o de poliuretano. Con el látex ha habido casos de alergia, por lo que se recomienda el poliuretano a esas personas.

Hay que tenerlo siempre preparado por si acaso, independientemente de si se toman o se aplican cualquier otros métodos anticonceptivos. ¿El porqué? Bueno, este consejo va destinado a las personas que no tienen una relación sexual estable. Cada persona se conoce a sí misma, pero no sabemos con quién ha podido estar la otra.

Así que, si no tenéis una relación estable, es mejor prevenir posibles enfermedades que se transmiten a través del sexo.

El preservativo femenino tiene una forma similar al masculino y también es plastificado (poliuretano y nitrilo), aunque más holgado. Tiene un anillo en cada extremo, uno de ellos se introduce en la vagina y el otro queda en el exterior. Este método anticonceptivo puede llevarse hasta 8 horas, pero solo es de un solo uso. Protege de enfermedades (se cree que relativamente) y no deja pasar los espermatozoides al útero.

Condón femenino

La ventaja de los preservativo, tanto masculinos y femeninos, es que, además de proteger contra embarazos no deseados, protegen de enfermedades y además no llevan hormonas que puedan intervenir en el cuerpo de la mujer.

La píldora

La píldora probablemente sea uno de los métodos anticonceptivos que más se usa. Ésta se toma por vía ora y está compuesta principalmente de hormonas combinadas, estrógenos y progestinas sintéticos. Su función es la de anular la ovulación para evitar que el óvulo madure y se lleve a cabo la fecundación.

Por lo general, la píldora hace efecto desde el primer día de su toma. Puede tener efectos secundarios como influir en la presión arterial entre otros. En este caso, cada especialista se encarga de valorar el método anticonceptivo adecuado para cada mujer.

Anillo vaginal

El anillo vaginal es un método anticonceptivo que también actúa con un compuesto a base de hormonas. Este aro tiene aproximadamente cinco centímetros de diámetro, se introduce en la vagina y éste coge su posición liberando las hormonas. Actúa igual que la píldora y sus efectos secundarios son también similares. Puede resultar más incómodo por el hecho de tener que introducirlo y retirarlo a las tres semanas para tener una semana de descanso, en la cual en principio bajaría la regla.

IStock 487091374

El parche

El parche es otro método anticonceptivo que se coloca en partes concretas donde irá liberando hormonas, bajo el abdomen o las nalgas. Le caracteriza su comodidad, ya que solo hay que cambiarlo una vez por semana durante tres semanas y dejar la cuarta para dar lugar a la menstruación.

Inyectables

Los inyectables son un método anticonceptivo que se inyecta en el brazo o en la nalga a través de la piel cada tres meses. No se recomienda en mujeres de edad avanzada ya que deteriora parte de los huesos, los cuales se regeneran cuando se abandona siempre que se tiene menos de treinta años. Pasada esta edad, los huesos no absorben el calcio de igual manera.

Esa es una de las razones por la que este método anticonceptivo normalmente se utiliza en adolescentes y mujeres jóvenes, ya que sus huesos absorben el calcio hasta entonces. Quien se inyecta este medicamento debe llevar una dieta rica en calcio.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

DIU de cobre

Este método anticonceptivo libera una pequeña cantidad de cobre. Resulta cómodo porque se puede llevar hasta doce años. No es recomendable para mujeres con antecedentes de cáncer de útero. Tampoco se recomienda en aquellas mujeres propensas a infecciones o en mujeres con un flujo menstrual escaso.

La ventaja de este método es que no lleva hormonas. El cobre hace que se inflame el cuello del útero y evita que los espermatozoides fecunden los óvulos. En caso de haberse fecundado, el DIU de cobre no permite que el óvulo se implante.

DIU hormonal

Este método anticonceptivo puede llevarse hasta cinco años. Libera una hormona llamada progestina, que impide la fecundación de los óvulos e incluso impide que los ovarios produzcan óvulos. Al igual que el DIU de cobre, tampoco se recomienda en mujeres flujo escaso o con antecedentes de cáncer de útero.

IStock 466050196

Píldora anticonceptiva de emergencia

Esta píldora, llamada también la píldora del día de después, no es un método anticonceptivo que deba tomarse con regularidad. De hecho, como su nombre indica, está para ser tomada en caso de relaciones sexuales en los cuales no se han tomado precauciones. Este método anticonceptivo debe tomarse lo antes posible tras el acto sexual, con un máximo de dos tomas con un intervalo de doce horas entre una toma y otra.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos