Disfunciones y deficiencias del sistema inmunitario: alergias e inmunodeficiencias

El sistema inmune es el responsable de la defensa frente a las agresiones del mundo exterior. En otras palabras, el que se encarga de crear una barrera para proteger a nuestro organismo. Los agentes nocivos pueden ser, tanto células extrañas como sustancias que interfieran con el correcto funcionamiento del organismo. Los organismos que al proliferar […]
EspacioCiencia.com

El sistema inmune es el responsable de la defensa frente a las agresiones del mundo exterior. En otras palabras, el que se encarga de crear una barrera para proteger a nuestro organismo. Los agentes nocivos pueden ser, tanto células extrañas como sustancias que interfieran con el correcto funcionamiento del organismo. Los organismos que al proliferar en el cuerpo de un individuo producen enfermedad reciben el nombre de organismos patógenos. Estos organismos pueden ser bacterias, hongos, virus y parásitos.

Qué son las alergias

Las alergias, que también reciben el nombre de reacciones de hipersensibilidad, son un tipo de respuestas que ejecuta nuestro sistema inmunológico, es decir, las defensas que tiene nuestro organismo, cuando se ponen en contacto con ciertas sustancias, las cuales reciben el nombre de alérgenos, ya que nuestro organismo no es capaz de identificarlas y las identifica por tanto como extrañas. Las alergias desencadenan la actuación, es decir, la reacción de nuestro sistema inmunitario hacia algo que no es común en todas las personas. Esto último quiere decir que generalmente las causas o sustancias que producen las alergias no desencadenan la reacción del sistema inmunitario en todos los seres humanos por igual, sino tan solo en aquellas personas que no son capaces de tolerar esas sustancias. En términos generales, las personas que presentan alergia a una sustancia, la presentan a más de una.

Las alergias, como todo, pueden ir de leves a severas. A las reacciones alérgicas que son severas se les llama anafilaxia, y pueden llegar a ser muy peligrosas.

Cómo se producen las alergias

Las alergias, podría decirse que se producen como consecuencia de un fallo de nuestro sistema inmunológico, ya que como hemos dicho antes, no son algo que se produzca en todas las personas por igual. La función de nuestro sistema inmunológico es proteger nuestro organismo, y por esto mismo se producen las alergias, porque el sistema inmunitario procura defender nuestro organismo del agente que considera “invasor”.

Para defender nuestro organismo, el sistema inmunológico libera unos anticuerpos que reciben el nombre de inmunoglobulina E. La función de estos anticuerpos es estimular a unas células que se llaman mastocitos, para que liberen histamina. La histamina es la responsable de las reacciones alérgicas, ya que en su interior tiene las sustancias químicas que las producen.

Tratamiento para las alergias

Los medicamentos que se mandan para tratar las alergias no las pueden curar, o hacer desaparecer. La única función de estas medicinas es aliviar los síntomas que las alergias producen.

Para rebajar el impacto de los síntomas, los tratamientos se presentan en forma de medicinas, inyecciones, etc. Y aunque parezca que no, uno de los tratamientos a llevar a cabo es evitar entrar en contacto con aquellas sustancias que nos causan la alergia.

Cómo se pueden diagnosticar las alergias

Si usted tiene el presentimiento de que puede padecer alguna alergia, simplemente debe ir al médico. Para diagnosticarlas los médicos utilizan nuestra piel y nuestra sangre: con una jeringuilla inyectan en el torrente sanguíneo la sustancia que quieren comprobar. Al cabo de un tiempo observan si ha aparecido un edema (o hinchazón) en esa zona, y si lo hay significa que la persona parece alergia a esa sustancia.

Síntomas que presentan las alergias

Dependiendo del tipo de alergia, causan diferentes síntomas, como por ejemplo obstrucción o goteo nasal, la sensación de picazón en distintas partes del cuerpo, la hinchazón de las mismas y también puede llegar a provocar asma.

Tipos de alergias

Las alergias pueden clasificarse según la sustancia que las produce. Atendiendo a esto existen:

  • Personas alérgicas al polen (de distintos tipos de plantas).

  • Personas alérgicas a los ácaros de polvo.
  • Personas alérgicas al pelo de los animales (gatos, perros, etc.).
  • Personas alérgicas al picotazo de ciertos insectos (abejas en su mayoría, pero también cualquier otro tipo de insecto vale).
  • Personas alérgicas a ciertos alimentos.

  • Personas alérgicas a ciertos componentes medicinales (por ello los médicos preguntan siempre antes de recetar cualquier tratamiento).
  • Personas alérgicas al moho y a sus esporas.

 Qué son las inmunodeficiencias

Las inmunodeficiencias son estados del organismo en los que el sistema inmunológico es incapaz de cumplir con su papel de protección del organismo, dejando a este desprotegido y vulnerable a ciertas infecciones.

Las inmunodeficiencias hacen que las personas que las padecen sean más susceptibles que el resto a padecer una mayor cantidad de infecciones y mayores posibilidades de padecer cáncer.

Por ello, aquellas personas que padecen inmunodeficiencias tienen que ser protegidos contra las infecciones cuanto antes, e incluso hay casos en los que hay que administrar al paciente antibióticos de manera continuada para prevenir infecciones bacterianas que pueden resultar fatales para el paciente.

tipos de inmunodeficiencias

Hay distintos tipos de inmunodeficiencias, entre ellas: inmunodeficiencias combinadas, inmunodeficiencias combinadas con características sindrómicas, inmunodeficiencias predominantemente de defecto de anticuerpos, inmunodeficiencias con disregulación inmune, defecto de fagocitos, defectos en la inmunidad innata, trastornos autoinflamatorios y deficiencias de complemento.

 Cómo se pueden diagnosticar las inmunodeficiencias

Es difícil diagnosticarla, pero el médico para hacerlo suele basarse en los síntomas que presenta el paciente y en los antecedentes clínicos que tiene. Pero además de estos procedimientos, se necesitan análisis de laboratorio que son muchos más complejos. Tanto lo son, que en algunos laboratorios no tienen material adecuado.

Tratamiento de inmunodeficiencias

No existe un tratamiento capaz de curar del todo las inmunodeficiencias, pero sí es verdad que generalmente, a las personas que padecen inmunodeficiencias se les trata con inmunidad pasiva (por ejemplo, vacunas) para que tengan más posibilidades de superar las infecciones que les ataquen.

Generalmente, el tratamiento puede ser dosis de inmunoglobulinas que se le proporcionan al paciente una vez al mes, que son proteínas del sistema inmunitario de las que carece.

Si la inmunodeficiencia es muy grave, se puede llegar a tratar con un trasplante de médula ósea sana, que luego dará lugar a células inmunitarias sanas. Aunque hay veces en las que el trasplante representa un verdadero riesgo.

Síntomas de las inmunodeficiencias

Las personas que padecen inmunodeficiencias son propensas a sufrir muchas infecciones, pero además estos generalmente presentan un aspecto poco sano y bastante debilidad. Pueden llegar a padecer desnutrición, erupciones cutáneas, caída del pelo, cólicos e incluso la tos persistente puede ser un síntoma.

También te puede interesar:

Curso de Creación Web
¡Aprende a CREAR y MONETIZAR tu sitio web con Tendenzias!
+ 100Mde lectores al año
+ 1.8M de euros
+ 15 años de experiencia
Te ofrecemos nuestra experiencia para que logres montar tu web y comenzar a monetizarla desde cero.
¡Quiero Aprender!
Disfunciones y deficiencias del sistema inmunitario: alergias e inmunodeficiencias
4.40 / 5
4.40 - 58 Votos

También te puede interesar