Agentes contaminantes del agua y su tratamiento

Los problemas de contaminación en nuestras aguas es una realidad, todos hemos oído hablar de ellos. Sin embargo, hay veces que no se le presta la atención suficiente. También es cierto que a veces añadimos sustancias en el agua para desinfectarla, como puede ser el cloro, estás sustancias pueden provocar enfermedades tales como cáncer si […]
EspacioCiencia.com

Los problemas de contaminación en nuestras aguas es una realidad, todos hemos oído hablar de ellos. Sin embargo, hay veces que no se le presta la atención suficiente. También es cierto que a veces añadimos sustancias en el agua para desinfectarla, como puede ser el cloro, estás sustancias pueden provocar enfermedades tales como cáncer si se consumen en dosis más altas de lo permitido. Los compuestos tóxicos que se forman en el agua pueden ser letales para nosotros. Vamos pues a repasar los agentes contaminantes del agua y el tratamiento que podemos darle.

Impurezas biológicas

Las enfermedades transmitidas por el agua son muy habituales. Antiguamente, suponían unas miles de muertes al año, e incluso hoy en día se dan estos casos en países del tercer mundo.

Los microorganismos que viven en el agua son la primera causa de estas enfermedades y de la contaminación en general, también la causa más importante.

Nos referimos a los microorganismos tales como las bacterias, los virus y demás parásitos que se pueden dar en el agua. Sin embargo, esta es una causa tan antigua y común que se encuentra controlada.

Hoy en día existen suministros de agua potable que tienen en cuenta las impurezas biológicas y por tanto ya se encargan de tratarlas para que no nos afecten. La desinfección por medio de cloro es el tratamiento más común para estas impurezas.

No obstante, a pesar de que la solución está dada, el agua no queda del todo libre de microorganismos, como las bacterias. Hay que tener especial precaución en cuanto a los sistemas rurales o pozos privados de agua potable. En este tipo de suministros es muy probable que existan impurezas de este tipo, pueden representar un serio problema para nuestra salud.

Impurezas inorgánicas

La suciedad y los sedimentos

Las aguas contienen partículas de sedimentación y suciedad en suspensión. Puede ser por ejemplo una arena muy fina, arcilla, sales, precipitados o tierra.

Hay veces incluso que es tan evidente que el ojo humano lo capta al ver el agua turbia. En este caso, al resultar desagradable, se decide no consumir esa agua. Sin embargo no tiene por qué ser tan evidente y hay veces en las que no se captan las partículas de sedimentos, consumiendo ese agua.

Las partículas mencionadas, ya de por sí son un problema para la salud. Sin embargo también representan una fuente de alimentos para los microorganismos tales como las bacterias.

La mejor forma de solucionarlo es una desinfección eficaz y un depurado.

Los sólidos disueltos

Las sustancias procedentes de rocas y otros compuestos terrestres que se disuelven en el agua son innumerables. Los efectos de este tipo de contaminación son los siguientes:

  • El agua adquiere un sabor salado, amargo o metálico.
  • Es más difícil enfriar el agua.
  • Las sales que se encuentran en el agua pueden ser muy perjudiciales para la salud, contienen nitratos, sodio, sulfatos, cobre, fluoruro y bario.
  • El agua se vuelve no apta para el consumo si estos niveles de soluciones procedentes de sólidos superan los 1000 mg/L.
  • Interfieren de forma notable en el sabor de los alimentos al utilizar el agua en su cocinado.

Al igual que lo anterior y en general para todas las impurezas inorgánicas, el modo más eficaz de tratamiento es un depurado.

Metales tóxicos

La presencia de estos metales en niveles altos supone una gran amenaza para nuestra salud. Los metales tóxicos serían:

  • Plata.
  • Mercurio.
  • Plomo.
  • Cadmio.
  • Arsénico.

Se asocian con daños mentales al afectar al sistema nervioso en general. Además de daños congénitos y ciertos tipos de cáncer.

Amianto

Altamente cancerígeno. Se encuentra suspendido en el agua en forma de fibras microscópicas. Este agente contaminante, existe en el agua debido a las tuberías de amianto-cemento que se utilizaban antiguamente. Gran parte de estas tuberías se encuentran funcionamiento hoy en día.

Puede relacionarse con cáncer gastrointestinal y al tratarse de fibras microscópicas su tratamiento se hace verdaderamente difícil.

Radioactividad

Es muy raro encontrar radioactividad en el agua en niveles tan altos como para que presenten riesgos a la salud. Sin embargo no debemos perder de vista las plantas nucleares y sus vertidos, así como los accidentes nucleares. La gestión de residuos radioactivos es la mejor solución para este agente contaminante.

Impurezas orgánicas

Este tipo de agentes contaminantes son más fáciles de detectar porque afectan al olor y sabor en el agua. Las sustancias orgánicas provocan una variación desagradable en la misma y alteran su olor y sabor.

Plaguicidas y herbicidas

Muy usados en el sector agrícola y que tiene al final repercusiones en el agua. Mediante la lluvia y el riego, estos productos tan nocivos para la salud son arrastrados a las aguas del subsuelo.

Pueden causar problemas de todo tipo, desde circulatorios, nerviosos y respiratorios.

Productos químicos orgánicos tóxicos

He aquí el más generalizado y amenazante agente contaminante del agua. Los productos químico orgánicos creados en las fábricas pueden causar enfermedades crónicas incluso con la ingesta de cantidades ínfimas. Son muy difíciles de detectar, además no alteran el sabor ni el olor. Los efectos son complejos de diagnosticar.

Estos productos si que suponen una verdadera amenaza, es el mayor agente contaminante que se pueda presentar.

Cloro

El cloro se usa para desinfectar el agua, siendo a la vez un tratamiento y un agente contaminante. En realidad actúa como tal en combinación con los materiales orgánicos, en este caso puede crear productos químicos orgánicos vistos anteriormente.

El agua con cloro se ha vinculado a una alta presión sanguínea y cáncer gastrointestinal. También tiene un efecto nocivo en los glóbulos rojos que puede ocasionar anemia.

Tratamientos

Hoy en día existe un amplio campo de ingeniería sanitaria, cuyo fin es encontrar un tratamiento para los agentes contaminantes vistos. Aún así, el mejor método sigue siendo una buena desinfección y un depurado eficaz. Sin embargo, se han observado los efectos adversos del cloro en la salud.

También te puede interesar:

4.14 / 5
4.14 - 37 Votos

También te puede interesar