Escrito por Tendenzias

Trabajos de tecnología 1º ESO

Es el momento de coger el compás, las tijeras, cola blanca y un buen kit de marquetería porque hoy las puertas de 1º de ESO se abren para ver en acción aquellos trabajos de tecnología que nos gustan a todos. ¿Te crees un manitas? No te pierdas estos trabajos de tecnología de 1º ESO.

tecnología 1º ESO

La zona de trabajo: Limpia, ordenada y bien equipada

¿Quién no recuerda el aula de tecnología de su escuela? Allí el ingenio exploraba sus límites entre un sinfín de artefactos. En este sentido, la limpieza del lugar es indispensable para conseguir trabajos de tecnología bien hechos.

Periscopio

Los eran uno de los trabajos de tecnología de 1º ESO más recurrentes. Además de ser un objeto que nos gusta a todos y con el que podíamos espiar a cada vecino o compañero de clase, el periscopio utiliza materiales muy baratos. Basta con tener una lámina delgada de madera, cola blanca y dos espejos de unos 5 cm en cada lado, los cuales deben formar un ángulo de 45 grados con el eje del periscopio, y paralelos entre sí. Con esto y un poco de imaginación, ya teníamos nuestro submarino.

Vehículo eléctrico

Con este conocido trabajo de tecnología cualquiera puede convertirse en fabricante de vehículos o en un pequeño equipo de Fórmula 1 para competir contra sus compañeros/as. Se trata de un ejercicio entretenido y muy didáctico con el que los alumnos aprenden a realizar sus primeros circuitos eléctricos y observar quién tiene más dotes de diseño. Para esto es importante conseguir una hélice, un pequeño motor de ventilador, una plancha de madera de marquetería (o una simple botella), un par de ejes con ruedas, un interruptor y los suficientes tornillos, cables y tuercas.

Circuito eléctrico

Juego electrico del pulso
Un juego interactivo de habilidad y presteza que pone a prueba el pulso y la paciencia del que lo juega. Puede verse como alternativa al famoso ‘Operación’, aunque este supone un reto quizás un poco más complicado debido a la duración del ejercicio completo. Es sencillo (o lo parece): el alumno solo tiene hacer pasar un pequeño aro por un alambre, aunque éste último no tiene por qué ser lineal, puede tener todas las curvas que uno desea. Si lo tocas, se iluminará una bombilla. Ya ves, un simple “tembleque” y el reto puede irse al traste.

Conector

Un clásico entre los clásicos. El mapa de conexiones se ayuda de la tecnología para aprender a diferenciar cada una de las comunidades autónomas que existen en España. También se usaba para aprender el nombre de los huesos del cuerpo humano. Es fácil hacerse un lío por la maraña de cables que se deben esconder en la parte de atrás del mapa, aun así era una recompensa acertar donde estaba “Teruel” y ver cómo se encendía la luz. Trabajos de tecnología de 1º ESO como este eran los que merecían la pena.

Estructuras

Estructuras
Puentes colgantes, teleféricos, grúas, muñecos acróbatas, norias y un sinfín de estructuras más. La marquetería, unida a sencillos sistemas de poleas, circuitos eléctricos o el uso de materiales como gomas elásticas, abarca toda clase de composiciones arquitectónicas. ¿Quién no ha soñado con construir una máquina de petacos? Todo es posible mediante la tecnología y el ingenio.

Caleidoscopio

Caleidoscopio
Los trabajos de tecnología de 1º ESO tampoco podían ser muy difíciles, aunque a veces los profesores se pasaban. Por eso nos gustaba tanto aquello del caleidoscopio. Se construye a partir de 3 piezas iguales de espejos rectangulares, un tubo de unos 20 cm x 5 cm, dos círculos de acetato (del mismo diámetro del tubo), pegamento, cinta adhesiva y papel de colores. ¿Quién no ha enseñado el suyo en el recreo?

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos