Escrito por Tendenzias

Tigre Dientes de Sable, mordida fatal en pocos segundos

Uno de los animales ya extinguidos más famoso y del que más se ha hablado es sin duda el Tigre Dientes de Sable (Smilodon Fatalis). Gracias a su extraordinaria anatomía que fue diseñada por la naturaleza para cazar. Un animal que ha sido estudiado durante más de 150 años pero que todavía nos deja muchas preguntas sin responder acerca de su comportamiento como predador. Tigre Dientes de Sable, mordida fatal en pocos segundos, tiene como objetivo conocer más a este increíble felino del que todavía nos queda mucho por aprender.

El Tigre Dientes de Sable

Se suele llamar Tigre Dientes de Sable a varias especies de felinos prehistóricos, pero el más famoso es el que tiene como nombre científico: Smilodon (que significa cuchillo, diente).

El Tigre Diente de Sable, podía rivalizar hoy en día en peso y tamaño con los tigres actuales, su peso rondaba los 300 kilos y además de alguna otra distinción morfológica, lo más característico de este enorme felino era sus enormes dientes caninos. Este enorme felino vivió en América del Norte durante el periodo del Plioceno y tras el Gran Intercambio Americano, el Tigre Diente de Sable colonizó centro América hasta llegar a América del Sur, extinguiéndose a finales del Pleistoceno.

Se cree que su extinción se debió a los cambios climáticos y a la intervención del hombre. La desaparición de las grandes presas de las que el Smilodon se alimentaba, la competencia con otras especies, entre ellas el hombre, hicieron que sus posibilidades de sobrevivir se redujeran hasta que hace aproximadamente 12 mil años, desapareció.

Smilodon_fosil

El primer fósil de Smilodón lo descubrió el paleontólogo y naturalista Peter Wilhemlm Lund en el año 1841, se trataba de un fósil de Smilodon Populator, aparecido en una cueva cerca del pueblo de Lagoa Santa, en el estado de Minas, Brasil. Tras este descubrimientos aparecerían otras especies a quienes originariamente también se las identificó como Smilodon, pero hoy en día sólo se reconocen 3 especies de tigre sable.

  • Smilodon Populator
  • Smilodon Fatalis
  • Smilodon Gracilis
tigre-dientes-de-sable-Smilodon-evolucionado

Smilodon Populator

Smilodon Populator, era dentro de la especie el más grande de todos, se tiene constancia de su aparición en América del Sur hace aproximadamente un millón de años, lugar donde terminó por extinguirse aproximadamente hace unos 10.000 años.

Su morfología le había dotado de unas desarrolladas patas delanteras y de un pecho fuerte y musculoso. La altura de este felino era de 1,15 m hasta la cruz  (hombros) y su peso podía rondar los 360 – 400 kg., motivo por el que ha sido considerado uno del os mayores felinos que han habitado el planeta.

Gracias a los restos fósiles encontrados,  sabemos que la forma de cazar del Smilodon Populator era en grupo. Su morfología, su tamaño y peso, le hacían imposible alcanzar piezas muy ágiles y rápidas.

Los restos encontrados de varios individuos similares junto a restos de herbívoros nos hace pensar en la forma de cazar que tenía el grupo, posiblemente utilizaran la técnica de la emboscada, consistente en esconderse y aprovechar el mejor momento para abalanzarse en grupo hacia la presa.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Una vez capturada la presa tenían que sujetarla fuertemente con sus potentes patas delanteras y una vez inmovilizada, con sus grandes colmillos atravesaban la yugular del animal. Los dientes del Tigre Diente de Sable que podían llegar a medir 18 cm de longitud y entre 10-15 cm de diámetro en la base, pero al igual que eran muy grandes y efectivos, también eran muy débiles y podían partirse si el animal forcejeaba con él.  A los restos encontrados en Brasil, le siguieron otros descubrimientos de estos felinos en Venezuela, Bolivia, Chile y Argentina.

Smilodon Fatalis

El mordisco del Smilodon Fatalis a pesar de su aspecto imponente, no era demasiado fuerte, se cree que aproximadamente correspondería con 1/3 de la potencia de mordida de un león actual.  De menor tamaño y potencia que el Smilodon Populator, el Smilodon Fatalis estaba preparado para una vida en solitario.

Su morfología con unas potentísimas patas delanteras y una potente musculatura cervical, le permitían cazar en solitario tumbando primeramente a la presa, inmovilizándola y con un fuerte movimiento de cabeza clavar sus caninos en la garganta del animal. Interrumpido el flujo sanguíneo a la cabeza, la presa moría rápidamente.

Smilodon

Se han localizado restos de Smilodon Fatalis en Norte América, más concretamente en Los Ángeles, donde unos lagos naturales de alquitrán, los han conservado durante miles de años.

Smilodon Gracilis

También llamado “diente de cuchillo delgado”, es el más pequeño de las tres especies y quizás sea la primera especie de Smilodon que apareció sobre el continente.

Este Smilodon apareció hace aproximadamente dos millones y medio de años, se cee que posiblemente fuera un descendiente del Megantereon, se desarrollo en las regiones mas orientales de Norte América y Centro América, conviviendo con animales como el Homotherium Serun. Como ya hemos comentado este Smilodon es el más pequeño de todos los de su especie, pesaba entre los 55  y los 100 kilos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Tigre Dientes de Sable, Mordida Fatal

tigre-dientes-de-sable-estrategia-de-caza

Un estudio publicado en el PNAS de la academia de ciencias de USA, responde las preguntas de si sus famosos dientes de sable eran utilizados para derribar grandes presas, o si eran utilizados para eviscerar a sus víctimas. También quisieron respondes a la duda de si la potencia de su mordedura era débil o fuerte comparada con la de los grandes felinos modernos.

Para responder estas dudas, los científicos realizaron una reconstrucción por computadora muy detallada, según ellos la mejor hecha hasta la fecha sobre un cráneo de vertebrado. Así pudieron medir el rendimiento biomecánico del Dientes de sable.

Sus resultados demostraron que la fuerza de mordida aportada por la musculatura de la mandíbula del Dientes de sable era “relativamente débil”. “Un tercio de la de un león de un tamaño similar”, dicen los científicos en el estudio. “Su cráneo estaba pobremente optimizado para resistir la carga extrínseca de una presa luchando”.

Dedujeron que el cráneo del Smilodon estaba mejor preparado para mordidas en presas contenidas cuando la potencia de mordida se veía aumentada por la fuerza de la musculatura cervical. Estos colmillos, eran fatales, porque aparte de puntiagudos en la punta, para que se clavaran a la primera en sus víctimas, eran aserrados por dentro.

¿Qué significa esto? Que en el momento en que el tigre dientes de sable clavara en profundidad sus colmillos, propiciaba a la víctima un golpe de gracia, porque desgarraba por completo la piel y la carne de la presa, interfiriendo en venas y arterias, de manera que si escapaba, podría morir desangrado. Podía acabar él solo, con caballo, bisontes e incluso mamuts.

El Tigre Dientes de Sable Cazando

Su forma de cazar se ha ido estudiando, debido a que descubrieron que se alimentaban de mamuts. Algo tan grande, que le doblaba en fuerza y en tamaño, podría ser presa fácil si trabajaban en manada. Siempre cazaban las presas más grandes a través de las emboscadas, conseguían acercarse desde los laterales y arrinconar a la presa, de manera que con sus garras, traban de engancharse a las patas traseras del animal, para abatirla.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

En el momento en que estaba tirada en el suelo, la defensa disminuye drásticamente. El tigre dientes de sable, aprovechaba para saltar a su cuello y clavar en profundidad sus colmillos, para arrancarle de cuajo la tráquea y las venas principales, bloqueándole los flujos que irrigaban el cerebro y consiguiendo su inmovilización.

Gracias a estas, mandíbulas, el Smilodon, podía matar a su presa de manera rápida y sin apenas rasguños. Es lo que le dio la fama a este gran felino. Y es que en los últimos estudios, descubrieron que el desgaste de sus colmillos, no era porque royesen los huesos de las presas, sino por la cantidad de caza que hacían. Eran cazadores dominantes.

tigre-dientes-de-sable-campo

Sus mayores enemigos, no fue el hombre, ya que era demasiado fuerte para él y durante el breve tiempo que se cruzaron las dos especies, no solía cazarlo, porque el ser humano en esa época de la prehistoria, buscaba presas más grandes para alimentar a su pueblo. Sus enemigos, que se podían competir con él, por fuerza y tamaño podrían ser el lobo gigante de la prehistoria y el oso bulldog, dos criaturas cazadoras tan agresivas, como el Smilodon.

Sin duda, una especie que echamos de menos, por la fascinación que provoca y la fuerza concentrada que puede llegar a tener, hasta el punto de sólo sentir miedo con tenerlo delante. Una criatura que se quedó en el pasado, pero que recordamos sin parar, en el presente.

Desaparición del Tigre Dientes de Sable

La extinción del Tigre Dientes de Sable todavía no está muy clara. Los tigres aparecieron por primera vez en el continente americano, más concretamente en Norte América, cuando el Norte América y Sur América estaban separadas. En un principio el Tigre Diente de Sable se estableció en las planicies, cazaba y se alimentaban de animales de mediano y gran tamaño.

Con el cambio climático y el constante depósito de tierras,  hicieron posible la aparición del llamado Itsmo de Panamá, este hecho llevó consigo la migración mas grande jamás vivida, animales que habían habitado en el Norte de América, ahora podían pasar a Sur América. A partir de aquí, con una vegetación exuberante y gran cantidad de fauna, el tigre dientes de sable fue evolucionando hasta llegar al  Smilodon Populator, el más grande y poderoso de su especie.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

El porqué desaparecieron todavía no se sabe, existen distintas teorías, pero ningún echo probado de cuáles fueron realmente los motivos, puede que fueran un compendio de todas ellas, pero a día de hoy sólo son conjeturas.

Algunos científicos apuntan que los Smilodon, eran animales que por su tamaño estaban especializados en la caza de grandes herbívoros como jirafas o mamuts y con la migración de estas especies, principal fuente de alimentación, el tigre diente de sable fue quedándose sin las presas de las que se alimentaban, llegando a desaparecer ante la imposibilidad de poder cazar piezas más pequeñas pero más rápidas, algo que su morfología no le permitía.

Otras hipótesis nos hablan de la aparición de los primeros hombres como los responsables, ya que éstos se alimentaban de presas grandes y podía ser que el tigre dientes de sable fueran parte de su dieta. Aunque esta hipótesis, según estudios realizados tanto en yacimientos de animales como humanos, no parece ser la razón posible de su extinción.

Cambios climatológicos, la imposibilidad de adaptación a la falta de alimento o los primeros seres humanos, cualquiera de ellos pudo ser el responsable. Las comunidades científicas siguen estudiando y haciendo nuevos descubrimientos que seguro algún día arrojarán luz sobre la desaparición de este increíble animal.

Evolución del Tigre Dientes de Sable

Siempre se ha dicho que el Tigre Dientes de Sable igual que apareció, desapareció, de forma silenciosa y sin dejarnos demasiadas pistas. Pero un descubrimiento acaecido a principios del año 2000, ha dejado a los científicos impresionados.

Se trata de una comadreja cuyo habitat se encuentra en Uruguay. Es una comadreja distinta a las comunes, ésta es muy difícil de avistar y parece ser que es el pariente más cercano de los extinguidos Tigres Dientes de Sable. La casualidad hizo que el Profesor Ernesto Blanco, revisando imágenes de cráneos de mamíferos oriundos de Uruguay. Cuando viendo el cráneo de esta comadreja le llamó la atención los grandes dientes caninos que luce este pequeño animalito, unos dientes demasiado grandes para un marsupial tan pequeño.

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

Ningún otro marsupial tanto americano como australiano poseen las características que esta comadreja tiene. La proporción que hay entre su cráneo y la longitud de los caninos. Blanco, junto con otros doctores tanto americanos como australianos expertos en el estudio de las comadrejas. Estudiando los cráneos llegaron a la conclusión que esta comadreja no cazaba como las del resto de su especie, sino que utilizaba sus enormes dientes como lo hacía el tigre diente de sable, sobre todo en los primero estados de su evolución.

Su forma de morder, evitando morder los huesos para no dañar su grandes caninos, al igual que lo hicieran los tigres. La forma de utilizar las patas para manipular el alimento, es otra de las similitudes.  Se alimenta de animales de mayor tamaño, algo que el resto de comadrejas no harían.

Si es o no es una evolución de aquel maravilloso animal extinguido, el tiempo lo dirá, pero no cabe duda que las similitudes son muchas y quizás algún día podamos descubrirlo.

Tigre Dientes de Sable | Galería de Imágenes

También te puede interesar:

En EspacioCiencia, sabemos de tu interés por los temas de actualidad relacionados con la ciencia y el estudio de ésta, por lo que hemos seleccionado unos enlaces para que sigas investigando y aprendiendo junto a nosotros.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos