Escrito por Tendenzias

¿Por qué titiritamos cuando hace frio?

Vivimos en el planeta tierra, y si bien algunos países polares no conocen muy bien las cuatro estaciones, sí podemos afirmar que se siente una gran diferencia entre invierno y verano. Somos terrícolas, y por lo tanto estaremos siempre expuestos al frio y a las bajas  temperaturas. Seguramente, muchas veces, cuando el invierno llega y tienes que salir al exterior no paras de titiritar y temblar, sobre todo a la mañana cuando hay que salir al trabajo o al colegio. Titiritar es algo muy común que nos pasa a la mayoría cuando tenemos mucho frio, aunque nunca estamos del todo seguros, por desconocimiento, por qué el cuerpo reacciona de esa manera.


¿Por qué titiritamos cuando tenemos frio?

Antes que nada es mejor recordar que pertenecemos a la clasificación de seres endodermos y homeotermos, por tanto nuestra temperatura corporal siempre estará regulada en un mismo grado y aunque nos expongamos a cualquier clima eso nunca cambiará (excepto que tengamos alguna enfermedad que nos produce un aumento de temperatura, es decir, fiebre). La temperatura perfecta de cualquier cuerpo humano es de 36,5°C, siendo ésta la más habitual.
Cuando salimos al frio o al calor, lo que hace nuestro cuerpo es poner en marcha mecanismos que corrijan este desfasaje temporal.  Sin embargo, al exponerse al frío, lo que sucede es que nuestra temperatura corporal disminuye.
Titiritar cuando hace mucho frío es uno de estos mecanismos de defensa que el cuerpo tiene para generar calor corporal igual que los espasmos musculares. Esto hace que el cuerpo vuelva a su temperatura habitual y siga funcionando correctamente. Debido a eso, por lo general nos damos cuenta que el cuerpo responde frotándose alguna extremidad del cuerpo, o comúnmente las manos, frunciendo los hombros, o haciendo cualquier movimiento físico para poner en marcha la regeneración de calor al cuerpo.
tiritar en invierno
Lo mismo sucede cuando tenemos fiebre. Titiritamos con el fin de aumentar la temperatura, la diferencia está en que en este caso el cuerpo debe aumentar la temperatura corporal (pasando los 36,5°C) para mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico, poniendo en funcionamiento anticuerpos para que cualquier agente infeccioso no pueda proseguir su reproducción.
Por tanto y en resumen, el hecho de titiritar cuando hace frio es un movimiento involuntario y convulsivo. Lo que se genera es una  contracción y relajamiento repetitivo en pequeñas fibras musculares en toda la extensión de nuestro cuerpo, con la mera finalidad de solo tener que elevar el calor para restablecer el equilibrio térmico.
Un dato a tener en cuenta: el cuerpo emplea casi el 75% de toda su energía en regenerar la temperatura óptima. En los días de frío el cuerpo manda la mayor parte de calor a la zona interna y a los vasos sanguíneos para que la sangre esté siempre caliente. La disminución excesiva de temperatura puede llegar a causarnos severos problemas como por ejemplo amnesia (si la temperatura desciende los 32°C), pérdida del conocimiento (si la temperatura desciende de los 27°C) y la muerte (si la temperatura desciende de los 21°C).

Ahora que sabes por qué tiritamos ya tendrás una excusa para cuidarte y explicarle al resto los motivos.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos