Escrito por Tendenzias

¿Por qué los perros muerden a los niños?

¿Por qué los perros muerden a los niños? Comportamiento territorial, la ansiedad y otros temas médicos pueden llevar a los perros a morder a los niños, según un nuevo estudio.

Suele ocurrir a menudo que perros que jamás mordieron a un adulto, sí lo hagan con los niños. Para ver si había algún vínculo común entre los perros que mordieron a niños de unos cuatro años, un grupo de investigadores examinó 111 casos, todos referidos a la misma clínica de Philadelphia.

Descubrieron diversos patrones de comportamiento distintivos que estaban relacionados con el comportamiento territorial, y sugería que esta podría ser la principal causa de las agresiones de los perros.

Niños pequeños, de menos de 6 años, eran más propensos a ser mordidos por perros que se sentían amenazados con que el niño les quitara la comida o algún juguete. Otros niños fueron mordidos cuando el perro creía que el pequeño estaba usurpando su territorio.

Los que estaban más familiarizados con un determinado perro solían ser mordidos cuando ese perro estaba protegiendo su comida, mientras que los niños que no estaban familiarizados con el perro eran más propensos a ser mordidos porque el perro protegía su territorio.

Este comportamiento se vio en los 111 perros que eran de diferentes razas, 41 en total.

Tres cuartos de los perros mordedores exhibían ansiedad al ser abandonados por sus dueños, o al ser expuestos a sonidos agudos, como tormentas o fuegos artificiales. Los niños pequeños tienden a ser ruidosos y realizan movimientos impredecibles, lo que puede asustar a un perro ya ansioso de por sí, y causar que muerda por miedo, dicen los investigadores.

La mitad de estos perros mordedores también tenían algunos problemas médicos en los ojos, riñones, e hígado, o enfermedades que afectaban su piel y huesos. Así que los investigadores también creen que el dolor que podrían sentir de sus condiciones también llevaba a estos perros a un límite en el que estaban más propensos a morder por miedo o desesperación.

El estudio fue publicado en la revista Injury Prevention.

Vía | LiveScience

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos