Escrito por Tendenzias

Plantas acuáticas

A todos nos ha pasado que alguna planta se nos ha muerto por regarla demasiado, cosa que cuando éramos pequeños nos extrañaba. Total, hay plantas que viven en el mar, ¿no? Bien, pero es que esas plantas son especiales.

Esas plantas acuáticas están adaptadas al medio marino, y la mayoría de ellas están arraigadas en el cieno que se forma en el fondo de las aguas en las que viven, ya sea agua salada, dulce, aguas más o menos estancadas, a cualquier tipo de temperatura. El ejemplo más conocido cuando hablamos de plantas acuáticas son las algas, que realizan la fotosíntesis (proceso mediante el cual las plantas captan y utilizan la energía de la luz para transformar la materia orgánica en inorgánica) produciendo oxígeno, y son los responsables de la producción primaria: producen materia orgánica a partir de la materia inorgánica.

Hay algas en cualquier ambiente acuático que tenga luz, aunque también son encontrados en ambientes terrestres húmedos. Además, también ayudan al ser humano, pues constituyen un alimento en muchas culturas, y quien no quiera probarlas, siempre puede tratarlas como cosmético, ya que tiene propiedades hidratantes, antioxidantes y regenadoras.

Otro ejemplo muy famoso de planta acuática son los nenúfares, que son plantas con flores que crecen en lagos, laguas, charcas o arroyos de corriente lenta, y que aunque estén en la superficie del agua suelen estar enraizadas en el fondo y son usadas por un determinado tipo de aves para depositar sus nidos y alimentarse de los insectos que viven en ellas.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos