Escrito por Tendenzias

¿NASA a lo Bruce Willis?

Todos vosotros os acordaréis de la película de Bruce Willis “Armageddon”, en la que unos simples perforadores de pozos de petróleo son los encargados de salvar a la humanidad de la hecatombe que la colisión de un asteroide provocaría en nuestro amado (y mal tratado) planeta.

Pues bien, ¿y si esto sucediera de verdad? No es que un asteroide se fuera a estrellar en la Tierra ni nada por el estilo, no seamos catastrofistas. La NASA está planeando mandar al asteroide 2000SG344 (que una vez fue considerado la mayor amenaza a la que la Tierra podría enfrentarse, ya que si se estrellara contra la Tierra, cosa no muy descabellada, sería como 84 bombas como la que cayó Hiroshima) a tres astronautas en una misión de tres meses para aprender más sobre las consecuencias psicológicas de las misiones de larga estancia y los riesgos de trabajar en el espacio profundo, además de tratar de convertir el hielo que se encuentra bajo la superficie en agua, en oxigeno respirable e incluso en hidrógeno como combustible.

Hay que recordar que la NASA advirtió en el año 2000 que este asteroide (de unos 40 metros de largo y unos 71 millones de kilogramos de masa) podría colisionar contra la Tierra. La misión, llamada Near Earth Object (NEO), es un paso crucial que dará paso, si se realizara con éxito, a futuras exploraciones espaciales, como, por ejemplo, una expedición de dos años al planeta rojo.

La misión, en caso de realizarse, podría hacerse en las nuevas aeronaves Orion, que están llamadas a sustituir a las actuales lanzaderas espaciales que dejarán de ser operativas en 2010. Los astronautas, dentro de la misión de tres meses, estarían una o dos semanas en la superficie del asteroide, lo que les permitirá recoger muestras del asteroide que en un futuro puedan ayudarnos de una posible colisión con la Tierra. De hecho, es posible que el asteroide 2000SG344 colisione con la tierra en septiembre del 2030.

“La trayectoria de un asteroide se cruzará algún día con la de la Tierra. ¿No tiene sentido aprender más sobre ellos? Nuestro estudio tratará de hacerlo poco después de volver a la Luna“, dijo Rob Landis, ingeniero del Centro Espacial Johnson. Y es que la administración Bush ha “obligado” a la NASA a mandar misiones tripuladas a la Luna en 2020 para crear un punto de inicio a las futuras misiones a Marte. Además, la exploración del asteroide podría llevarnos un paso más allá en el entendimiento del nacimiento del Sistema Solar.

La gravedad en los asteroides es muy próxima a cero, casi nula, por lo que la cápsula Orion necesitaría “clavarse” en la superficie de la roca. Por esta misma razón los astronautas no podrían andar por la superficie como lo hicieron en la Luna, ya que “un salto podría ponerlos en órbita”, dijo Rob Landis.

A pesar de que se necesitaría mucho menos combustible que una misión a la Luna, los riesgos son evidentes: el asteroide, que como ya hemos dicho tiene 40 metros de largo, gira sobre sí mismo a la pequeña cantidad de 45.000 kilómetros por hora.

Otra de las razones por las que se quiere realizar esta empresa es que “cuando volvamos a la Luna, vamos a ver lo mismo que en los 60 y 70 con el programa Apollo. Pero cuando hemos mandado misiones robóticas a estudiar asteroides, siempre nos hemos sorprendido de lo que hemos visto”.

Fuente: The Guardian, Vía: Slashdot

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos