UP

-     Escrito por gon

Los dinosaurios no se murieron de frío

El tema de la extinción de los dinosaurios es uno de los debates más acalorados de la ciencia, ya que no se sabe con certeza por qué se extinguieron. Sí sabemos que hace 65 millones de años ya no había ni un dinosaurio sobre nuestro planeta. Algunos dicen que los mató un super asteroide, otros que se murieron de frío, y muchas otras teorías. Pero lo cierto es que los dinosaurios se adaptaban bastante bien a los cambios en el clima, ya que está comprobado que muchos de ellos eran de sangre caliente.

Paleontólogos belgas han estado estudiando a los dinosaurios que vivían en lo que hoy es el Ártico. Y descubrieron con sorpresa que eran muy buenos soportando temperaturas casi al borde de la congelación. Creen que justamente eran dinosaurios con sangre caliente.

El último hallazgo del equipo belga es un grupo de dinosaurios ubicados en un estrato unos millones de años antes del gran impacto que se cree que acabó con ellos. El yacimiento está ubicado en el río Kakanaut, al noreste de Rusia.

En tiempos de estos dinosaurios, esa región no estaba en la misma posición que en la actualidad, ya que los continentes no permanecen quietos, sino que a lo largo de millones de años se van movilizando. Igualmente por aquellos tiempos estaban por sobre los 70 grados de latitud norte, o sea bien dentro del Círculo Polar Ártico.

Y no se trataba de dinosaurios perdidos que murieron de frío. En el yacimiento hay individuos de diferentes edades, incluyendo huevos y evidencias de una población establecida.

Si bien en aquellos tiempos era una región más cálida que en la actualidad, no era precisamente una playa del Caribe. Junto con los dinosaurios, también se descubrieron muestras de la vegetación de ese período, lo que ha permitido a los paleontólogos saber que las temperaturas eran bajas, una temperatura anual de unos 10 grados centígrados.

Aquí en Espacio Ciencia ya habíamos hablado sobre los dinosaurios de la Antártida, también. Por lo que se sabe ya que el frío no era un problema para los dinosaurios.

EspacioCiencia.com

Newsletter