Escrito por Tendenzias

Lluvia de meteoros Cuadrántidas esta semana

En la madrugada de este miércoles 4 de enero se producirá el pico máximo de la lluvia de meteoros cuadrántidas, preferentemente observable desde el hemisferio norte.

Una cuadrántida cruza el cielo de Persia en 2011. Crédito: Babak Tafreshi, TWAN

Las cuadrántidas

Esta lluvia de meteoros se caracteriza por ser bastante fuerte, pero además, impredecible. Su tasa de meteoros por hora en su pico es breve, pero intenso.

Como todas las lluvias de meteoros, las cuadrántidas e producen cuando la Tierra atraviesa la estela de polvo y gas dejada por la cola de un cometa.

La lluvia de meteoros parece diseminarse desde un punto central, llamado radiante.

El radiante de las cuadrántidas se localiza en una constelación que desde 1922 no forma más parte de las constelaciones contempladas por la Unión Internacional Astronómica. Se llamaba Quadrans Muralis.

Hoy, la zona de las cuadrántidas corresponde a una región del mapa celeste comprendida entre la constelación de Bootes (el Boyero) y Draco (el Dragón). Las inconfundibles estrellas de Polaris y Arcturus brillan no muy lejos del radiante de las cuadrántidas.

Dónde y cuándo ver la lluvia de meteoros

El mejor momento será en la madrugada del miércoles, cuando la lluvia de meteoros esté en su pico máximo, con una tasa ideal de meteoros por hora de 120 THZ (tasa horaria cenital).

La cercanía de la estrella Polaris ya nos da la pauta de cuál es el hemisferio más favorecido para observar las cuadrántidas.

En el hemisferio norte, pasada la medianoche, la lluvia de meteoros podrá verse correctamente al noreste y luego al norte, en un cielo libre de contaminación lumínica. La mejor opción es observar el cielo bien a lo alto, antes del amanecer.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Si las condiciones climáticas lo permiten, será una excelente noche para observar el cielo, con el paso temprano de la Luna y de planetas fácilmente visibles como Júpiter, Saturno y Marte.

En el hemisferio sur, las chances son mínimas, ya que el amanecer comienza muy temprano, justo cuando la constelación de Bootes comienza a elevarse sobre el horizonte del este.

Sin embargo, los observadores que dispongan de un excelente cielo en el hemisferio sur pueden intentar ver cuadrántidas mientras observan al cometa Lovejoy, que también es visible en las latitudes sureñas sobre el horizonte del este, durante el amanecer.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos