UP

-     Escrito por gon

La Energía Nuclear

¿Qué es la energía nuclear? Tras el terremoto de Japón surgen algunas dudas acerca de la naturaleza de las centrales nucleares.

Muchas veces, son los mismos medios de comunicación los que desinforman en lugar de ayudarnos a entender la situación.

En este marco, no está de más que recordemos los fundamentos principales que permiten la producción de este tipo de energía.

La tecnología de la energía nuclear o atómica nació en el siglo XX, tras largas investigaciones efectuadas durante las primeras décadas en laboratorios de Europa y Estados Unidos.

La etapa industrial de la tecnología nuclear empezó poco después de que, en 1938, se descubrió que la fisión del núcleo atómico de algunos elementos en particular liberaba energía.

Básicamente, la energía de tipo nuclear es la que se libera de los átomos cuando una pequeña parte de la masa de estos se destruye. La masa que se destruye aparece en forma de radiación y calor (energía). Es por esto que se la denomina energía nuclear, o atómica.

Ahora bien, existen dos tipos de proceso mediante los cuales puede liberarse energía del núcleo de un átomo: mediante la fisión, y mediante la fusión.

  1. La fisión es la división del núcleo de un elemento pesado, como puede ser el uranio. Este es el proceso utilizado en los reactores de energía nuclear y en las bombas atómicas.
  2. La fusión que libera energía se logra uniendo dos elementos ligeros, como el hidrógeno, para formar elementos más pesados. La fusión se usa por ejemplo en la fabricación de las bombas de hidrógeno.

Fisión nuclear

De modo que la fisión es la forma más común de producir energía nuclear. Para que tenga lugar la fisión, por ejemplo en el uranio, siempre es necesaria una cierta cantidad de energía proveniente del exterior que puede ser, por ejemplo, la energía cinética de una partícula que entra en colisión con el núcleo atómico.

Para provocar esta colisión se utilizan neutrones que, al no tener carga eléctrica, puede atravesar fácilmente el campo electroestático que rodea el núcleo atómico.

Los neutrones que se desprenden de la fisión original (los que formaban parte del núcleo que se destruyó) pueden, a su vez, dividir otros núcleos de uranio, liberando más neutrones, que harán lo mismo, iniciando lo que se conoce como una reacción en cadena.

Si la reacción en cadena del uranio se desarrolla a un ritmo acelerado, se convertirá en una explosión, como es el caso de las bombas atómicas. En los usos pacíficos de la energía nuclear se regula la velocidad de reacción limitando el número de neutrones disponibles para la fisión, y así es como funciona un reactor nuclear.

EspacioCiencia.com

Newsletter