Escrito por Tendenzias

La electrólisis

La electrólisis consiste en la descomposición de compuestos químicos en sus constituyentes, por medio de la acción de una corriente eléctrica.

Se aplica una corriente eléctrica continua mediante un par de electrodos conectados a una fuente de alimentación eléctrica y sumergidos en la disolución.

Para que pueda producirse una electrólisis es necesario que una parte de las moléculas de la solución o de la masa en fusión esté ionizada. Además, el compuesto debe estar disuelto en agua no destilada (si el agua estuviera destilada y fuera pura, no tendría conductividad).

En el transcurso de la electrólisis, los iones cargados positivamente, o cationes, se desplazan en el campo eléctrico hacia el electrodo negativo, o cátodo.

Los iones negativos, por el contrario, los aniones, se desplazan hacia el electrodo positivo, o ánodo. Así, cada electrodo atrae a los iones de carga opuesta.

Las reacciones que se producen en el momento en que un ion llega a un electrodo, dependen de la naturaleza de los iones de la de los electrodos. En los casos más sencillos, por ejemplo en la electrólisis de una solución de cloruro de cobre entre electrodos de carbón, el cátodo cede electrones originados por los iones cloruro.

De esta forma, los iones son liberados de su carga, quedando en la solución cobre libre y cloro libre. El cobre se deposita en forma de limo, y el cloro se desprende en estado gaseoso.

Si, por el contrario, es el ánodo el que es atacado, puede disolverse en el transcurso de la electrólisis, por ejemplo, en la electrólisis de un nitrato con un ánodo de plata o de sulfato con un ánodo de cobre.

Se emplea esta última posibilidad, sobre todo, para la descomposición de la plata y del cobre.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos