-    Escrito por gon

La comida de los dinosaurios era muy nutritiva

Un grupo de paleontólogos alemanes emuló los intestinos de los dinosaurios más grandes, y se dieron cuenta que una dieta de árboles hoja perene y helechos era mucho más nutritiva de lo que se había pensado. Este nuevo descubrimiento ayuda a resolver el misterio de cómo hacían los dinosaurios saurópodos más grandes, para alcanzar semejantes tamaños con alimentos que parecían pobres.

brontosaurio
Los saurópodos, que incluye al masivo Apatosaurus (Brontosaurio), habrían superado los 40 metros de largo y las cien toneladas de peso.

Según las evidencias paleoecológicas, durante la edad de los dinosaurios sólo había para comer helechos, ginkgos, coníferas y plantas similares, las flores todavía no se habían extendido por el globo.

Hoy en día todas esas plantas son vistas como poco nutricionales, ya que son muy pocos los animales que las comen.

Así que por eso, para poder averiguar cómo era que los dinosaurios se las arreglaban con estas plantas, los paleontólogos diseñaron unos intestinos de dinosaurio artificiales que consistía en jeringas herméticas de vidrio con microbios normalmente encontrados en las tripas de las ovejas. Se juntaron ejemplos vivos de lo que solían comer los dinosaurios, y se ubicó dentro de las jeringas. Estos restos de plantas luego fermentaron con las bacterias.

Los investigadores descubrieron, sorpresivamente, que los ginkgos, algunos helechos y coníferas aportaban razonables cantidades de energía, casi tanto como pastos comunes. Esta es, sin duda, la razón por las cuales los inmensos dinosaurios vegetarianos podían existir mediante la comida disponible en su tiempo.

Según los paleontólogos, los saurópodos tenían un metabolismo similar al de los elefantes. Estiman que un dinosaurio de 77 toneladas tendría que haber comido cuatro veces la cantidad de vegetales necesarios para un elefante de 11 toneladas. Así y todo, comer tanto no habría sido mucho problema para los saurópodos, ya que la tragaban completa sin masticar, así que podían consumir mucha cantidad al día.

diplodocus
Los animales vegetarianos de hoy en día no podrían alimentarse correctamente con la comida que solían consumir los dinosaurios.

¿Cómo saber de qué se alimentaban los dinosaurios herbívoros?

Los dinosaurios carnívoros se alimentaban de otros dinosaurios que cazaban o de carroña, pero, ¿de qué se alimentaban los dinosaurios herbívoros?

Lo cierto es que muchos aspectos respecto a la alimentación de los dinosaurios herbívoros son una incógnita debido a que han pasado millones de años desde su existencia y resulta difícil saber qué tipo de plantas existían en aquellos años, aunque existen ciertas plantas de las que sí se conoce a ciencia cierta su existencia.

Sin embargo, sí se pueden saber muchas cosas acerca de los hábitos alimenticios de los dinosaurios gracias al estudio de los fósiles, sobre todo en lo referente a la forma de la mandíbula y disposición y forma de los dientes. Por ejemplo, los animales herbívoros solían tener los dientes más planos para poder triturar las hojas. Por contra, los carnívoros tenían dientes serrados y afilados y garras para sujetar a sus presas.

Por otro lado, otras características de su cuerpo también nos permiten saber cosas acerca de la alimentación de los dinosaurios, por ejemplo, que los grandes saurópodos se valían de su larguísimo cuello para llegar a las hojas más altas y sabrosas de los árboles.

triceratops
Otros dinosaurios herbívoros eran similares a los rumiantes. Ante la ausencia de un largo cuello, se alimentaban de las plantas que crecen a ras de suelo. La mayoría de estos tenían en su cuerpo elementos que les permitían defenderse de los depredadores (ya que no tenían un tamaño tan imponente como los saurópodos), caso de los Triceratops con sus cuernos estilo rinoceronte, o los Anquilosaurios, con su coraza de espinas y su cola en forma de maza.

También existían otro grupo de herbívoros que también fue evolucionando hasta una dieta que también incluía huevos de otros dinosaurios. La mayoría de estos dinosaurios también comían hierba pero no exclusivamente. Solían ser dinosaurios de pequeño tamaño cuya principal característica era la velocidad.

Otra manera de conocer la alimentación de los dinosaurios es a través del contenido de su estómago, aunque esto solo se ha podido comprobar en casos muy aislados. Por otra parte, también se pueden saber más cosas acerca de la dieta de los dinosaurios mediante el análisis de los coprolitos, como se denomina a las heces fosilizadas. Sin embargo, puede resultar difícil relacionar las heces con un tipo concreto de dinosaurio.