Escrito por Tendenzias

Impresión de un insecto volador más antigua: 300 millones de años

Científicos estadounidenses han descubierto lo que creen que sería la impresión del cuerpo de un insecto volador más antigua del mundo, tendría 300 millones de años.

Investigadores de la Universidad de Tufts partieron en busca de fósiles a un lugar que se mencionaba en una tesis escrita en 1929. Y luego de arduos trabajos de excavación descubrieron un premio mayor, una impresión fosilizada de un insecto volador.

Pero no cualquier fósil, ya que es el más antiguo conocido, con 300 millones de años de antigüedad, del período Carbonífero. Es un muy raro descubrimiento en la icnología, que es el estudio de los rastros fósiles, ya que no se había descubierto antes la impresión completa del cuerpo de un insecto volador, y menos de esta antigüedad.

La impresión tiene unos seis centímetros de largo y está impresa en la parte plana del costado de una roca. La impresión en sí no aporta evidencia directa de que tuviese alas, el insecto, pero según los paleontólogos el resto de lo que se puede ver sirve de evidencia para saber que es un insecto alado, ya que tienen una anatomía consistente con la de los insectos primitivos, sin contar de que no hay marcas de traslado, indicando que el insecto llegó desde arriba.

Jake Benner, paleontólogo co autor del estudio, dijo que el fósil “captura un momento en el tiempo hace unos 300 millones de años cuando un insecto volador se posó sobre una superficie húmeda y barrosa, dejando una impresión casi perfecta de la parte trasera de su cuerpo”.

Fuentes: Newswise y Livescience

EspacioCiencia.com

Newsletter