UP

-    Escrito por gon

¿Es posible crear un acelerador de partículas como en Iron Man 2?

En la reciente secuela de Iron Man, el protagonista multimillonario Tony Stark fabrica en su mansión un rudimentario acelerador de partículas para crear un nuevo elemento de la tabla periódica. ¿Cuánto hay de ciencia en la ficción de Iron Man 2? ¿Se puede construir semejante máquina en tu casa?

La respuesta corta, y sorpresiva, es sí. Hipotéticamente hablando, es posible construir tu propio acelerador de partículas. Según un análisis del físico Todd Satogata, publicado en Popular Mechanics, la posibilidad de un acelerador de partículas casero no sería completamente un disparate, aunque por supuesto implicaría una elaboración mucho más larga y detallada que la de la película.

De hecho, no sería la primera vez. “Ocasionalmente podemos encontrar algún adolescente realmente inteligente haciendo uno.”, asegura el físico mientras añade que el joven Michio Kaku fabricó un acelerador de partículas en el garage de sus padres para el proyecto de la feria de ciencias de su escuela (lo que le valió una beca en Harvard, entre otras cosas).

Como muestra Iron Man 2, para crear un acelerador de partículas necesitarías “llenar” un largo tubo de vacío, cargarlo con partículas, incluir imanes para curvar el haz, y sensores de radio frecuencia (cavidades RF) para acelerar las partículas.

“Por el tipo de cosas que Tony Stark quería lograr, probablemente necesitaría imanes mucho más grandes, y no vi ninguno”, dice Satogata. “Así que eso es poco realista, a no ser que tenga unos imanes por ahí muy pero muy poderosos”. Tampoco parecería haber nada para acelerar las partículas, aunque podrían existir algunas cavidades RF fuera de pantalla, según el físico.

Pero más allá de estos detalles, hay dos problemas más importantes en la escena de Iron Man 2:

1. El elemento que finalmente se logra crear es estable. Esto no sucede en la realidad. Mientras que sí es posible crear nuevos elementos pesados (aunque sea algo raro que ocurre cada 5 ó 10 años), los nuevos núcleos no suelen ser estables, y se desintegran en fracciones de segundo. Debido a esta inestabilidad, es muy difícil mantener elementos como hace Stark, para eso necesitaría estar moviéndose a una velocidad cercana a la de la luz.

2. La energía necesaria para poner en marcha tan ambicioso colisionador de partículas equivaldría a la utilizada por 10.000 o 15.000 hogares, entre 10 y 15 megawatts de electricidad. Pero el suministro de energía podría no ser un problema para el superhéroe multimillonario, por supuesto.

Sin duda, la fabricación de un acelerador de partículas en Iron Man 2 se trata de un episodio ficticio (¡no intente hacer esto en su casa!), sin embargo es evidente que existió una investigación previa para incluir ciertos aspectos científicos y realistas en la escena.

La producción de la película consultó al físico teórico Mark Wise para informarse específicamente antes de hacer esta toma. El resultado fue un acelerador de partículas que, al menos visual y argumentativamente, tiene sentido.

Fuentes e imagen: