Escrito por Tendenzias

En este vídeo vemos las increíbles trayectorias de un balón arrojado a más de 100 metros de altura

¿No son algunos experimentos sobre la física realmente impresionantes? Sin duda, son también experimentos que tienen que ver con temas que aunque nos parecen curiosos nos descubren cosas que no sabíamos que fueran capaces de existir o de producirse. En esta ocasión, os traemos un vídeo viral con el que se ha conseguido mostar las increíbles trayectorias que es capaz de tomas si lo arrojamos desde más de 100 metros de altura.

video-vemos-las-increibles-trayectorias-de-un-balon-arrojado-a-mas-de-100-metros-de-altura

En este vídeo vemos las increíbles trayectorias de un balón arrojado a más de 100 metros de altura

increibles-trayectorias-de-un-balon-arrojado-a-mas-de-100-metros-de-altura

El vídeo viral que os mostramos a continuación ha sido publicado por Derek Muller el cuál lanzó un balón desde lo alto de una presa a más de 100 metros de altura. Como se ve en las imágenes a continuación, cuando se lanza la pelota con giro su trayectoría hace que parezca que salga disparada volando. El efecto se repite con distintas trayectorias a medida que van lanzando otras pelotas.

Este efecto que hace la trayectoría del balón al lanzarlo desde la altura marcada se conoce como efecto Magnus y debe su nombre al físico y químico Heinrich Gustav Magnus, que descubrió como la  rotación de un objeto afecta a la trayectoria de éste a través de un fluido, y en este caso del vídeo, sería el aire.

Si un objeto cae en rotación, se forma un remolino de aire con un movimiento en el sentido de la corriente a la que el balón está expuesto.De este modo la velocidad se incrementará mientras que en el otro se produce un movimiento de sentido opuesto a la corriente y la velocidad se verá disminuida. La presión del aire desciende desde la presión atmosférica en una cantidad proporcional al cuadrado de la velocidad. Para que lo entendáis más fácilmente, podemos decir que la presión es menor en uno de los lados de modo que se crea una fuerza perpendicular a la dirección de la corriente de aire.

Es por ello que la corriente de aire empuja a la pelota y hace que vuelve desplazándose además más allá de lo que se podría considerar en un primer momento. El efecto Magnus da sentido a otros movimientos que podemos realizar con balones y de hecho podría explicar algunos giros que toma la trayectoría del balón de  fútbol cuando se le chuta con efecto.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos