El método del Carbono 14
0 votos

El método del Carbono 14

La antigüedad de los objetos arqueológicos, o de las formaciones geológicas, se puede determinar por el estudio de las substancias radiactivas que los constituyen. Para eso, hay que comparar los porcentajes relativos de los productos de desintegración de un núclido radioactivo a elección.

image

En principio, para la determinación de edades se puede utilizar cualquier núclido radiactivo existente mientras se trate de intervalos de tiempo inferiores a algunos períodos. Sin embargo, en la práctica no se emplean los núclidos cuya cadena de desintegración contiene una substancia gaseosa.

El método de uranio-plomo, por ejemplo, se utiliza para los objetos que se remontan a varios millones de años. Esencialmente, se emplea para materias orgánicas cuyas edades pueden alcanzar los 300.000 años.

El método del argón-potasio, por otro lado, se prefiere para los minerales condensados (rocas) con edades de hasta dos o tres miles de millones de años.

Finalmente, el método del carbono 14 se utiliza para determinar la edad de los objetos arqueológicos de menos de 50.000 años, por eso es la forma más eficaz de datar los restos dejados por nuestras sociedades en el pasado.

image

El carbono 14 es un isótopo del carbono (uno de los tres tipos de carbono que se dan naturalmente, siendo el más común el carbono 12). El carbono 14 se produce por la acción de los rayos cósmicos, con un período cercano a los 6.000 años de actividad.

Prácticamente, el carbono reacciona de inmediato con el oxígeno formando anhídrido carbónico (gas carbónico). En el transcurso de la vida de los vegetales se alcanza un equilibrio entre el carbono radiactivo asimilado (en forma de anhídrido carbónico) y el que desaparece por desintegración. Es decir, estas moléculas de CO2 (dióxido de carbono) son absorbidas, igual que las moléculas no radiactivas, por los vegetales, e indirectamente por los animales, y los seres humanos que se alimentaron de esos vegetales.

imageMientras el organismo vive, la desintegración del C14 queda compensada por la aportación de nuevos núcleos, pero cuando la madera se convierte en una mesa, las espigas de trigo en pan, o el egipcio en una momia, la cantidad de carbono 14 comienza a disminuir gradualmente.

Entonces, se compara la actividad de la muestra con la actividad de una cantidad comparable de materia viva y se deduce la edad de la muestra a partir de las medidas efectuadas. Se puede apreciar la edad del objeto determinando la actividad del carbono por gramo de substancia. Por ejemplo, un faraón recién enterrado tendrá dentro de su cuerpo más núcleos de Carbono 14 que luego de 3.000, por aquel entonces en su tumba sólo quedarán la mitad de los núcleos del C14.

image(Crédito: J. Ángel Menéndez)

Y otro de los numerosos problemas de la contaminación global es el de la ineficacia de la datación por medio del carbono 14 pasado el siglo XIX: debido a que, en el transcurso de los últimos siglos, los combustibles fósiles han sido empleados abundantemente, la atmósfera recibió una importante cantidad de carbono inactivo y, actualmente, el porcentaje de carbono radiactivo contenido en los vegetales es menor que en los bosques del siglo XIX.

Por otra parte, el porcentaje de carbono radiactivo tiende a aumentar a causa de la producción de carbono 14 en las reacciones nucleares. Por estos motivos, para determinar la edad por el método de carbono 14 se toma como referencia el carbón del siglo XIX, lo que significa que la edad de nuestros objetos y los del futuro, ya no podrán determinarse por el método del carbono 14.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sin Comentarios