UP

-     Escrito por gon

El Kepler descubre 6 nuevos planetas a 2.000 años luz

A 2.000 años luz se encuentra una estrella muy parecida a nuestro Sol que fue investigada durante unos meses por el observatorio espacial Kepler.

El fotómetro del Kepler permitió el descubrimiento de 6 planetas trasladándose en órbitas muy cercanas alrededor de la estrella, que fue denominada Kepler-11.

Se trata de planetas relativamente pequeños (los exoplanetas descubiertos suelen ser de dimensiones enormes, simplemente porque es más fácil detectarlos), de entre 2 y 4,5 veces el tamaño del radio terrestre.

Pero, a pesar de ser más grandes, son menos densos, lo cual indica que están compuestos en su mayoría de gases (como Saturno, Júpiter, Urano, etc.).

Los dos planetas más cercanos a la estrella Kepler-11 tienen densidades más altas, sugiriendo que sus atmósferas podrían contener agua, hidrógeno, y helio.

En realidad, los exoplanetas no pueden verse a simple vista (incluso la estrella brilla débilmente y es difícil de captar para Kepler), pero sus tránsitos pueden deducirse en una especie de reacción en cadena lógica.

Lo mismo sucedió con el descubrimiento de Neptuno, que no se conoció hasta 1846 (su observación requiere de instrumentos de observación medianamente poderosos). El comportamiento orbital de Urano, que sí se conocía, no era normal (no se atenía a las reglas conocidas de órbitas planetarias).

Fue entonces cuando comenzó a esbozarse de que otro gran objeto cercano y masivo debía estar interfiriendo en su órbita, inferencia que llevó a los astrónomos a descubrir al vecino culpable: Neptuno.

De esta forma, la existencia de los 6 planetas extrasolares que descubrieron los investigadores de la Misión Kepler aún debe ser analizada bajo otros métodos que la confirmen.

Fuentes e imágenes: National Geographic / NASA

EspacioCiencia.com

Newsletter