UP

-     Escrito por gon

Eclipse de luna en directo

En pocas palabras, un eclipse lunar ocurre cuando la Tierra pasa directamente entre la Luna y el Sol (lo que implica que sólo pueden ocurrir durante lunas llenas). El resultado es que la luz solar no incide directamente sobre la superficie lunar, aunque no significa que no llegue luz alguna a dicha superficie.

eclipse lunar

En ciertos tipos de eclipses, luz del sol puede “torcerse” por la atmósfera terrestre, dándole a la luna un color rojizo o anaranjado. Otros tipos de eclipses simplemente bloquearán un porcentaje de los rayos del sol, haciendo que la luna se vea más oscura. Además, un tercer fenómeno es una combinación de estos dos tipos de eclipses.

¿Por qué es distinto a un ciclo lunar normal?

Si bien la luna gira alrededor de la Tierra, su camino suele estar inclinado con respecto al sol, por lo que las fases de la luna que vemos en ciclos lunares normales son un resultado de que sólo la mitad de la luna recibe luz solar en cualquier momento dado. Dependiendo de dónde estemos en la Tierra, veremos la luna en un ángulo determinado.

La escala Danjon

Existe una variedad de eclipses lunares, que causan una serie de apariencias distintas. Para clasificar el tipo de eclipse existe una escala desarrollada por André-Louis Danjon, basada en diversos valores de una variable L, que depende de la apariencia observable de la luna.

L = 0. El eclipse más oscuro

L = 1. Sigue siendo muy oscuro, pero la luna puede verse algo grisácea o marrón, aunque sus detalles siguen siendo difíciles de identificar.

L = 2. La luna se ve rojo oscuro.

L = 3. La luna se ve color ladrillo y bastante más clara.

L = 4. Se ve rojo brillante o naranja.

El problema con esta escala es que no se basa en niveles de colores, y no se utiliza más que el ojo para determinar los valores, por lo que personas distintas pueden determinar diferentes valores de L.

Foto | Google Images

Artículos relacionados

¿De qué color es la vía láctea?

El efecto Doppler

Vida en planetas sin Sol

EspacioCiencia.com

Newsletter