UP

-     Escrito por gon

Descubren un sistema solar salvaje

Por todos es sabido que los comienzos del Sistema Solar no fueron fáciles. El caos reinaba por doquier, e incluso es aceptada la teoría del planeta Theia, que chocó con la Tierra, formando la Luna tras la colisión.

Ahora, una estrella lejana puede darnos pistas sobre cómo se comportan los cuerpos celestes cuando el orden brilla por su ausencia. El Telescopio Espacial Spitzer ha captado un sistema solar joven que comparte la dinámica frenética que habría modelado nuestro propio Sistema Solar en sus primeros años de vida (relativizando el concepto de primeros años, claro está).

La estrella se llama HR 8799 y no es una desconocida para el mundo astronómico. Ya en el año 2008 se convirtió en una de las dos primeras estrellas con planetas observadas directamente desde la superficie de la Tierra. Desde observatorios de Hawaii se vislumbraron tres planetas, de masa 10 veces superior a Júpiter cada uno, que orbitaban la estrella.

La estrella HR 8799, más grande que el Sol y también más joven, está a unos 129 años luz de la Tierra. No estaban muy confiados los astrónomos que controlaban los datos del Spitzer, pero se llevaron una sorpresa al poder captar las nubes de polvo causadas por el caótico comportamiento de los planetas.

Estos planetas que orbitan la estrella son muy jóvenes, y disturban a unos pequeños cuerpos celestes (posiblemente cometas o cuerpos helados, similares a los del cinturón de Kuiper).

“El sistema es muy caótico y las colisiones están formando una gran nube de polvo”, explica Kate Su, de la Universidad de Arizona. Para que nos entendamos, es como si de una mesa de billar se tratara. La gran masa de los planetas provoca que los pequeños cuerpos de alrededor salgan disparados y se choquen los unos con los otros. Según los astrónomos, estos planetas aun no habrían alcanzado sus órbitas finales, por lo que la película de acción todavía tiene para rato.

Fuente | LiveScience

EspacioCiencia.com

Newsletter