Descubren un mundo con dos soles
0 votos

Descubren un mundo con dos soles

La idea de un atardecer con una puesta de dos soles dejó de ser ciencia ficción tras el descubrimiento de un planeta que orbita dos estrellas.

El nuevo mundo se llama Kepler-16b, porque orbita a Kepler-16, una estrella binaria visible en la constelación de Cygnus, a unos 200 años luz de la Tierra.

 

image

A diferencia del planeta Tatooine, imaginado por George Lucas en La Guerra de las Galaxias, Kepler-16b es un planeta frío y gaseoso.

Se piensa que un mundo así no puede albergar vida, pero su descubrimiento demuestra al menos la diversidad de planetas que puede haber en nuestra galaxia.

El telescopio Kepler fue capaz de detectar una vez más un exoplaneta gracias a la observación por parte de los astrónomos de los tránsitos, esto es cierta reducción del brillo aparente de una estrella cuando un planeta pasa regularmente entre ella y nosotros.

Los dos soles

Los dos soles del sistema binario son de diferentes tamaños y colores, y además cambian constantemente de lugar.

Representación de las dos estrellas y Kepler-16b (en oscuro). Crédito: NASA

Representación de las dos estrellas y Kepler-16b (en oscuro). Crédito: NASA

Cada 41 días, los dos astros completan un círculo uno alrededor del otro, eclipsándose periódicamente entre sí, y revirtiendo sus posiciones en el cielo.

La estrella más grande es naranja y posee un 69% de la masa de nuestro Sol, mientras que la más pequeña de las dos es una estrella roja que sólo tiene el 20% de la masa solar. Sus temperaturas son bastante más frías que la del Sol.

El planeta

Kepler-16b posee una atmósfera fría y gaseosa, y si bien tiene un tamaño similar al de Saturno, su densidad es mucho más alta, sugiriendo que puede tener un gran núcleo, compuesto de hielo o roca.

Los investigadores estiman que su temperatura promedio podría ser de unos -73° C.

Sistema de eclipses entre las estrellas binarias. Crédito: NASA Sistema de eclipses entre las estrellas binarias. Crédito: NASA

El planeta orbita a las dos estrellas cada 229 días, un año similar al de Venus (que tiene 225 días).

Pero a diferencia de nuestro planeta vecino, Kepler-16b no se encuentra en la franja planetaria que los astrofísicos consideran como la zona habitable de los sistemas planetarios, donde el agua líquida puede existir en la superficie.

Al tratarse de estrellas más frías, esta franja se reduce.

La épica escena de Star Wars con la puesta de dos soles

 

Fuente: ScienceNews

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>