Escrito por Tendenzias

Descubren acueducto romano de 106 kilómetros de largo

La civilización romana es famosa por sus obras de ingeniería, sus puentes se siguen utilizando hoy en día, y sus acueductos siguen inspirando admiración en los ingenieros actuales. Ahora, investigadores alemanes han descubierto un acueducto romano que tenía más de 100 kilómetros de largo, y se cree que llevó 100 años de construcción y planificación.

Este esfuerzo monumental fue realizado nada menos que en la antigua provincia romana de Siria, en pleno desierto, hacia el año 90 después de Cristo, la época del emperador Domiciano. Plena gloria romana.

Y es que a los romanos les encantaba el agua, en Roma había miles de fuentes, abrevaderos y baños públicos. Se cree que los romanos consumían 500 litros de agua por día por persona, los investigadores alemanes lo comparan con el consumo actual en Alemania, que no pasa de 125 litros por persona por día.

Y en la región de Palestina, cuando llegaron las legiones romanas, estaba todo muy seco, así que decidieron traer el agua desde otro lado. En lo que era la provincia de Siria en aquellos tiempos, y hoy es Jordania, construyeron un sistema de canales que se extiende mayormente bajo tierra, que cubre 106 kilómetros.

El túnel fue descubierto por el alemán Mathias Döring. Algunos pasajes del acueducto subterráneo incluso están 80 metros bajo tierra.

Fue construido para unir un antiguo pantano en Siria, que ahora está seco, con la antigua grandes ciudades de Decapolis. Recorre primero 64 kilómetros en canales sobre la superficie, y luego desaparece en tres túneles de 1, 11 y 94 kilómetros respectivamente.

El acueducto termina en Gadara, ciudad famosa por ser donde Jesús exorcizó demonios. Una inmensa ciudad en época romana, con teatros, fuentes, y 50 mil habitantes.

Pero lo más sorprendente no es su longitud, sino los obstáculos que tuvieron que sortear, montañas y cañones.

Fuente: Spielen

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos