Escrito por Tendenzias

¿Cómo se formó el agua en el espaciointerestelar?

Suena el despertador. Te levantas y vas a la cocina. Coges un vaso. Abres el grifo y… ¡voilá! Sale agua. Qué sencillo. Pero, ¿alguien sabría decir cómo ha llegado ese agua hasta ahí?

No. No me refiero a cómo el agua llega al grifo de las viviendas, sino al principio de todo. Nada de lluvia ni ciclos de agua. Todo tiene un comienzo más allá de la Tierra. Los astrónomos, a lo largo de la historia, han divisado agua en planetas, en sus satélites, en cometas. ¡Incluso en nubes interestelares! Pero, ¿cómo llegó el agua allí?

Nadie sabe realmente cómo el agua se forma en la oscuridad más fría del universo. Hasta ahora, porque unos científicos japoneses aseguran haber creado agua en condiciones similares a las que se encuentra en el espacio.

Tampoco debe ser muy difícil, pensaréis. El agua se forma fácilmente cuando oxígeno e hidrógeno atómico contactan. El problema es que en el espacio no hay mucho oxígeno rondando en forma de gas en las nubes de polvo interestelar, por lo que se cree que el agua se forma cuando el hidrógeno atómico interactúa con oxígeno sólido congelado situado en la superficie de las motas de polvo en esas nubes.

Akira Kouchi y sus compañeros han reproducido este proceso creando una capa de oxígeno sólido en un sustrato de aluminio a la cálida temperatura de 10 grados kelvin (- 263 ºC) y bombardeándolo con hidrógeno. Gratificantemente, el espectro infrarrojo ha confirmado la presencia de agua (y peróxido de hidrógeno) en el experimento, en cantidades tales que explican el proceso de creación de agua en el universo.

Akira Kouchi ha respondido a una pregunta que hasta ahora no se había podido resolver. El agua es el sólido más abundante en el espacio y hasta ahora no sabíamos cómo se formaba. Ahora podemos afirmar que el agua presente en el sistema solar, en cometas, en Marte e incluso en los océanos de la Tierra se creó de este modo en las nubes de polvo interestelar, cuya creación data antes de la del Sol y los planetas.

Fuente: Arxivblog.com Vía Slashdot

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos