Escrito por Tendenzias

Todo sobre el calendario de lluvia de estrellas 2017

Las lluvias de estrellas son uno de esos fenómenos que nos recuerdan lo bonito e impresionante que puede llegar a ser nuestro universo. Si quieres saberlo todo acerca de estos mágicos sucesos, te recomendamos que leas nuestro artículo con el calendario de lluvia de estrellas 2017.

Calendario de lluvias de estrellas en 2017

A lo largo del año hay ciertos momentos en el que se pueden ver en el cielo las famosas lluvias de estrellas, un fenómenos que atrae a numerosos curiosos o amantes de la fotografía. En una noche despejada, una lluvia de estrellas puede ser algo mágico, incluso revitalizador. Si quieres saber cuándo puedes presenciar uno de estos fenómenos, te mostramos las fechas de todas las lluvias de estrellas en 2017.

Cuadrántidas: la primera lluvia de estrellas se produce nada más comenzar el año, entre el 1 y el 6 de junio, aunque los días de mayor actividad se concentrar en el 3 y el 4. Durante estos días se produce una de las lluvias de estrellas más intensas del año, con hasta 120 meteoros por hora. Estos meteoros provienen de las constelación de Bootes, y están asociados al cometa 2003 EH1. En los días de mayor intensidad la fase lunar se encuentra al 30% por o que las condiciones de luminosidad son bastante buenas.

Líridas: la siguiente lluvia de estrellas del año son las líridas, que adquieren su nombre al provenir de la constelación de lira, en concreto del cometa C/1861 G1. Para presenciar este fenómeno hay que esperar hasta abril, siendo los días de mayor actividad el 22 y 23 de este mes. Es una lluvia de intensidad más bien baja, unos 20 meteoros a la hora, pero las condiciones de luz son bastante buenas para las fotografías, ya que la fase lunar se encuentra el 17%.

Eta Acuáridas: se denomina así a la lluvia de estrellas que se produce en el mes de mayo, principalmente durante los días 6 y 7 de este mes. Se llaman de esta manera porque provienen de la constelación de acuario, en concreto del cometa 1P/Halley. Su intensidad es media-baja, y las condiciones lumínicas no son demasiado buenas ya que la luna se encuentra al 85%.

Delta Acuáridas: se producen durante los días 29 y 30 de julio principalmente. Aunque no es una lluvia de gran intensidad, las condiciones para su observación suelen ser buenas en el hemisferio norte, sobre todo por las despejadas noches del verano y porque la fase lunar se encuentra al 33%.  También provienen de la constelación de Acuario, aunque en este caso no está claro el cometa al cual pertenecen.

Perseidas: las perseidas, también denominadas Lágrimas de San Lorenzo, son una de las lluvias de estrellas más famosas del año, aunque en realidad no es la más intensa (la superan las Cuadrántidas y las Gemínidas). Las Lágrimas de San Lorenzo provienen de la constelación de Perseo y se verán con mayor intensidad durante los días 12 y 13 de agosto. En estos días la intensidad de la lluvia llegará a los 100 meteoros por hora. Son observables a simple vista gracias a las despejadas noches de verano en el hemisferio norte. La fase lunar se encuentra al 72%.

Oriónidas: durante los días 21 y 22 de octubre será cuando mejor se puedan observar las Oriónidas, las cuales como su propio nombre indica, provienen de la constelación de Orión, en concreto del cometa 1P/Halley. Las condiciones de luz son fantásticas para la toma de fotografías, si acompaña un día despejado (la fase lunar se encuentra al 4%). Eso sí, es una de las lluvias de estrellas de menor intensidad del año, unos 20 meteoros por hora.

Leónidas: con 15 meteoros por hora, es la lluvia de estrellas menos intensa de todas. Sin embargo, también es la que cuenta con unas mejores condiciones lumínicas a la hora de fotografiar, ya que la fase lunar se encuentra al 1%. Las Leónidas provienen de la constelación de Leo, en concreto del cometa 55P/Tempel-Tuttle. Los días que mejor se pueden observar son el 17 y 18 de noviembre.

Gemínidas: la ultima y la primera lluvia de estrellas son las más intensas del año. Las Gemínidas llegan a la atmósfera en un número que puede superar las 120 a la hora. Provienen de las constelación de Gemini, y más en concreto del cometa 3200 Phaethon.  Se pueden ver entre los días 4 y 16 de diciembre, pero cuando mejor se pueden observar será en la noche del 12 y 13. La fase lunar se encuentra al 16%.

Hay que tener en cuenta que para observar mejor las estrellas o para poder fotografiarlas hay que informarse sobre el radiante, esto es, el punto desde el que parten los meteoros. Para ello es necesario dominar conceptos como la Ascensión Recta o la Declinación, que son los que determinan la posición exacta del radiante en el cielo desde nuestra ubicación.

¿Qué son realmente las lluvias de estrellas?

Lo que nosotros en realidad se llaman lluvias estrellas no son tales, sino que se trata de otro tipo de cuerpos celestes, en concreto de meteoros. Al entrar en contacto a gran velocidad con la atmósfera terrestre, dejan la estela que podemos observar en las noches despejadas.

A su vez, los meteoros provienen de los cometas. Cuando los trozos de roca se desprenden del cometa, se convierte en meteoroides. Estos meteoroides se convierten en meteoros el entrar en contacto con la atmósfera terrestre. Si llegan a impactar con la superficie del planeta los denominamos meteoritos, todos unos clásicos de las películas de catástrofes.

Las lluvias de estrellas se producen en determinadas fechas en las que aumenta la cantidad de meteoros que penetran la atmósfera desde un determinado punto, y que pueden ser visibles en muchos casos por el ser humano, dependiendo de las condiciones lumínicas o meterológicas.

En cualquier caso se trata de un fenómeno espectacular y que tiene asociada mucha simbología y superstición, como esa que dice que hay que pedir un deseo cuando vemos una estrella fugaz. Aunque muchos no creamos en este tipo de supercherías, reconozcamos que lo de pedir el deseo todos lo hacemos.

Te puede interesar:

EspacioCiencia.com

Newsletter