Escrito por Tendenzias

¿Qué son las arenas movedizas?

Seguro que has visto alguna vez arenas movedizas en las típicas películas de acción. Pero, ¿existen en la realidad? Y si es así, ¿son realmente tan peligrosas que te puedes quedar atrapado en ellas? La respuesta a ambas preguntas es sí.

arenas movedizas

¿Qué son las arenas movedizas?

Todos conocemos las arenas movedizas de las películas de Hollywood en las que el protagonista o algún personaje se queda atrapado en estas arenas y las pasa canutas para poder salir de ellas. Sin embargo, las películas de Hollywood tienen a espectacularizar la realidad. Pero, ¿son realmente tan peligrosas las arenas movedizas?

En primer lugar hay que señalar que para que existan arenas movedizas es necesaria la presencia de agua. Por tanto, al contrario de lo que se suele creer, es raro encontrar arenas movedizas en el desierto y es más frecuente encontrarlas en pantanos u orillas de ríos.

Es precisamente la mezcla de agua con arcilla o con otros materiales granulados, lo que provoca que se forme lo que se conoce como líquido no newtoniano, esto es, una superficie que parece sólida a simple vista, pero que se convierte en líquido cuando se ejerce presión sobre ella.

Por qué son peligrosas las arenas movedizas?

arenas movedizas peligro
El principal problema de caerse en unas arenas movedizas no es morir ahogados porque nos cubran el cuerpo entero. De hecho eso es prácticamente imposible ya que el cuerpo humano tiene menos densidad que las arenas movedizas y, por tanto, llegará un momento en el que nos dejaremos de hundir.

Su mayor riesgo es que resulta realmente difícil salir de ellas ya que se trata de una sustancia muy viscosa que dificulta mucho los movimientos. Lo más recomendable para salir de las arenas movedizas es tratar de inclinar el cuerpo hacia el lado de la orilla que queramos alcanzar. Con movimientos muy lentos hay que intentar sacar las piernas y adoptar una posición similar a si fuéramos a nadar, y poco a poco avanzar intentando apoyar la mayor parte de nuestro cuerpo sobre las arenas (si apoyamos solo las rodillas y la manos como si gateásemos lo más probable es que nos volvamos a hundir).

Por tanto, el término arenas movedizas es más un un concepto de marketing que una realidad. Y eso de que se forman en el desierto, tampoco es del todo cierto. Lo que sí es verdad es que lo mejor es andarse con cuidado y no caer en ellas, o nos veremos en un buen apuro.

Para terminar, os dejamos con un vídeo y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Vídeo

Cuidado con las arenas movedizas, porque si caes en ellas una vez que entras es muy difícil salir. Hasta le cuesta trabajo al protagonista de El Último Superviviente.

Enlaces de interés

En Espacio Ciencia tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

EspacioCiencia.com

Newsletter