Escrito por Tendenzias

¿Agua congelada en Mercurio?

Nuevas evidencias obtenidas por la sonda Messenger revelan que podría existir agua congelada en las zonas más extremas de Mercurio.

Mercurio fotografiado por Messenger en 2008 (Crédito: NASA)

Las noticias del Mensajero

Mercurio siempre ha sido en el imaginario de la ciencia ficción una roca caliente e inerte demasiado cercana al Sol como para albergar alguna característica interesante.

Pero, claramente, la NASA no pensaba lo mismo cuando envió en 2004 a la sonda espacial Messenger a investigar el planeta más pequeño del Sistema Solar. La nave viajó durante años y finalmente llegó a la orbita de Mercurio el año pasado, en marzo del 2011.

Desde entonces, arrojó varios resultados llamativos. Por ejemplo, el pesadísimo núcleo de hierro de Mercurio resultó ser aún más grande que lo que se pensaba. Y está recubierto por una extraña capa de hierro y sulfuro, algo que no se ve en los otros planetas interiores.

Además, Messenger descubrió que Mercurio tuvo un pasado muy dinámico, geológicamente activo durante mucho tiempo.

Indicios de agua congelada

Hoy, a estos hallazgos se suma la noticia de que Messenger confirmó que ciertas zonas polares de Mercurio permanecen en las sombras perpetuamente. Hace años que se había detectado, a través de la radioastronomía, que en esas regiones eran brillantes en ondas de radio.

Estos dos hechos hacen pensar a los especialistas que existe la probabilidad de encontrarse agua congelada en esas regiones brillantes de Mercurio a las que nunca llegan los poderosos y cercanos rayos solares.

Imagen radiotelescópica del Observatorio de Arecibo que muestra las regiones polares brillantes (crédito: NASA)

Por supuesto, los resultados no son concluyentes aún. Por ejemplo, el brillo detectado podría tratarse de otra sustancia. Especialmente porque algunos de los cráteres de las regiones no poseen una temperatura capaz de albergar agua en estado sólido.

Nuevos estudios deberán enfocarse en la posibilidad de que exista hielo en Mercurio, pero si eso resulta ser cierto, supondría un cambio de perspectivas hacia la probable existencia de agua en muchos otros lugares del espacio.

EspacioCiencia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos