UP

-     Escrito por fernando

10 cosas que estabas haciendo mal y que seguro no sabías

Nuestra vida está llena de tareas cotidianas que hacemos casi sin pensar y sin saber que llevamos meses, incluso años realizándolas de forma incorrecta. Por eso, seguro que te encuentras identificado con algunas de estas 10 cosas que estabas haciendo mal y que seguro no sabías. Pon estos trucos en práctica y empieza a descubrir las ventajas de las pequeñas cosas.

cosas que haces mal y no sabes

Tarros de Nocilla

Si guardas los tarros de ‘Nocilla’ al revés (con la apertura hacia abajo) evitarás que la grasa se acumule en la superficie y tendrás un cacao mucho menos graso y más delicioso.

Pasta de dientes

La cantidad ideal de pasta para lavarse los dientes es el equivalente a poco más de un guisante. Como lo oyes. Ahora ya entiendes por qué se derrama la mitad por el lavabo, ¿verdad?

Cepillarse los dientes

La forma correcta de hacerlo es de modo circular, diente por diente, primero la parte de arriba y luego la de abajo. Una vez hayamos hecho esto, solo con agua nos cepillamos de arriba abajo para terminar de eliminar los restos de comida o sarro. Te debe llevar entre 5 o 10 minutos.

Pelar plátanos

Millones de años de evolución nos han llevado a ser lo que ahora somos (no sé si eso es bueno o malo). Pero, en lo de pelar plátanos, creo que los monos son los auténticos expertos, y si ellos lo hacen por abajo, será por algo. Compruébalo.

Pelar ajos

¿A quién n le gusta un buen sofrito? Olvídate de perder más tiempo del debido pelando ajos. Mete aquellos que quieras pelar en un tarro de cristal y zarandéalo con fuerza unos segundos (agárralo bien no lo vayas a estampar contra la pared). Mira el resultado. Casi tan fácil como pelar un huevo con agua.

Refrescos con pajita

pajita lata refresco ¿Creías que las latas de refresco solo servían para coleccionistas o para amantes de las manualidades? Pues también cumplen una función más interesante. Pasando una pajita por el agujero de la anilla evitarás que la pajita “baile” dentro de la lata y poner esos morros tan ridículos que se te quedan cuando no encuentras la pajita.

Adiós manos húmedas

Normalmente usamos la toalla nada más lavarnos las manos para secarlas y, la mayoría de veces, nos vamos con ellas todavía húmedas. En lugar de eso, sacúdelas 13 veces y entonces solo tendrás que pasarles unos segundos la toalla para que queden totalmente secas.

Esos tarros que se resisten

Hay tarros que parece que los ha cerrado el diablo. Pero, ¿y si supieras que para abrirlos basta con que hagas un poco de palanca con un cuchillo hasta que oigas un “pop”?

Bolsas de patatas fritas

Al compartir patatas fritas de bolsa, la mayor parte de gente las echa en un bol o abre (rompe, más bien) la bolsa totalmente por un extremo. Sin embargo, la mejor manera es ir doblando la bolsa poco a poco por abajo hasta que las patatas estén en el borde y sean fáciles de coger. Puedes ir doblándola tantas veces como quieras para que las patatas siempre estén accesibles.

Papel de aluminio

El papel de aluminio, uno de los grandes enemigos de los manazas. Lo cierto es que la propia caja del papel de aluminio viene preparada para cortarlo, aunque seguramente nunca hayas reparado en ello. Presiona y rompe los extremos de la caja, de esta forma podrás girar el rollo sin sacarlo de la caja. Una vez hayas decidido la longitud del trozo de papel de aluminio que deseas cortar, hazlo con el borde dentado que también trae la propia caja. Mucho más fácil, ¿verdad?

En este video de Hacking Life tienes estos y otros ejemplos de cosas que estabas haciendo mal y seguro que no sabías.

EspacioCiencia.com

Newsletter